Plazas, gran panorama para los niños

Las plazas están ganando terreno cada día más en las ciudades. Los municipios las están equipando más y mejor y pocos imaginan los increíbles beneficios de un paseo a la plaza.

Guía de: Entretención para niños

Cuando era chica, íbamos de vacaciones a Viña del Mar. La playa, las infaltables caminatas y la salida al muelle, eran entretención segura, simple y muy esperada durante nuestra estadía.

Pero uno de los momentos que más ansiaba, era el paseo a la plaza del Casino. Allí, mi madre y mi abuela se sentaban a conversar y yo con mi hermano nos dedicábamos a jugar a la escondida. No había juegos, pero tampoco los necesitábamos. La adrenalina subía y el corazón palpitaba cuando lograba que no me atrapara.

Plazas niños

Foto: El Mercurio

Los juegos en la plaza ocupan un lugar especial en nuestros recuerdos infantiles.

Con los años, crecimos y dejamos de ir a la plaza. Y cada vez que pasaba por ese lugar, la memoria se activaba rápido y generosa. Recordaba con cariño ese lugar, pero me costaba entender cómo me podía hacer tan feliz un espacio desprovisto de cualquier artilugio infantil.

Y la verdad, es que mi reencuentro con la plaza llegó recién a los 30 años. No la de Viña, sino que una cualquiera a la vuelta de mi casa. Claro que ahora era yo quien me sentaría a conversar en la banca. Y serían mis hijos quienes disfrutarían del entorno…

Confieso que era el panorama que yo más evitaba. Subir y bajar resbalines,  una y otra y otra vez, francamente parecía una aburrida redundancia.

Correr sin sentido, llenar baldes con arena y vaciarlos, volver a llenarlos y volverlos a vaciarlos y  columpiarse, me parecían alternativas francamente aburridas y reemplazables. ERROR.

El tiempo y conversaciones con psicólogos y terapeutas, me alertaron sobre lo valioso del juego espontáneo. De la maravillosa y desafiante instancia de sociabilidad infantil. La plaza es el lugar de encuentro donde los pequeños dan muestras de gran generosidad. Aprenden a compartir sus juguetes. A pedir a un par lo que quieren. A exigir su derecho al turno. A desafiar sus debilidades.

A insistir una y otra vez hasta que logran subir sin ayuda los peldaños de una escalera. A desarrollar musculatura cuando se aferran a simples barrotes. A disfrutar la arena sin complejos. Incluso a desarrollar defensas frente al inmanejable contacto con bichos varios.

Todos presentes en la arena, en los juegos y hasta en el estornudo con harto moco que le llegará a su hijo, cuando juega con el niño que acaba de convertirse en su amigo ocasional.

El bamboleo del columpio permite que el pequeño regule su sistema vestibular, asociado al oído, al equilibrio y control espacial. Y el tradicional organillero le enseña a los niños el valor de la tradición.

Están las plazas simples y pequeñas y otras más grandes como algunas de la comuna de Providencia donde contemplan incluso panoramas para la familia. Y llevan música, libros y hasta gimnasia entretenida al barrio Providencia.

Plazas niños

Foto: El Mercurio

Las plazas le dan la oportunidad a los niños de socabilizar.

Los parques intercomunales también han incorporado juegos e incluso circuitos para las bicicletas. Es el caso del Parque Araucano, en Las Condes y del Intercomunal de La Reina. Este último es uno de los pulmones verdes de Santiago, con 110 hectáreas, zonas de picnic, juegos y hasta canchas de skate.

Es importante contactarse con el municipio más cercano y consultar sobre las plazas más equipadas y de mejor calidad en cada comuna.

Internet también proporciona información. En TurismoChile pueden encontrar un listado y descripción con algunos de los parques más populares de la Región Metropolitana.

En Ñuñoa también encontrarán programas entretenidos para la familia.

Pero algo está muy claro. No es necesaria tanta parafernalia. Los niños pueden divertirse “a la antigua”. La pinta, la escondida, saltar la cuerda, al elástico o a la ronda son juegos que aún están vigentes en las plazas que me ha tocado visitar. Pueden parecer fomes, pero recuerde, están llenos de beneficios.

Las plazas son espacios abiertos al público sin distinción. Un panorama gratuito, cercano y créame, éxito seguro… para sus hijos y también para los escuálidos bolsillos.

Más sobre Entretención para niños

Comentarios Deja tu comentario ↓