Argentinos Gritones: Recuerda la fórmula de Barrabases para ganarle a la Albiceleste

En la víspera del pleito en que la Roja debe enfrentar a los trasandinos por las Clasificatorias mundialistas, rememoramos a este equipo que caricaturizaba a los campeones mundiales de 1978.

Guía de: Fútbol Total

 

args_gritones

A poco menos de una semana del pleito en que Chile debe recibir a Argentina en el Estadio Nacional, por las Clasificatorias al Mundial de Rusia 2018, se puede rescatar de los archivos de los cómics aquel lance que enfrentó en el estadio de Villa Feliz a Barrabases con Argentinos Gritones. Se trata de un clásico dentro de las historietas de nuestro país publicado, inicialmente, en septiembre de 1978 y reeditado en el verano de 1990; y en donde ese elenco trasandino era la versión parodiada de la Selección Albiceleste campeona del mundo en 1978.

PORTADAEl marco de la historia era simple: El motivo de la visita a Chile de los albicelestes era la disputa de un triangular que incluía al novel club nacional llamado Taca Taca. En el lance inaugural de este mini torneo, los barrabasinos se midieron con los Taca Taca, que lucían como uniforme camiseta aurinegra, pantalones amarillos y medias en el tono con vivos negros –similar al usado antaño por Ferrobadminton-. Mister Pipa, para evitar que su colega argentino Menotti (cualquier semejanza con la realidad era mera coincidencia) conociera el real poderío de su oncena –en esos tiempos no había globalización, así que la información sobre el rival era poca- sacó de la titularidad a su máximo referente, Pirulete, y mandó como centrodelantero al brasileño Palmatoria. Fue, justamente, el moreno quien anotó el gol del triunfo en el apretado 3-2 a favor de los rojos.

En el segundo duelo, los Taca Taca enfrentaron a Argentinos Gritones, que llegaron con todas sus estrellas. La inexperiencia de los chilenos los privó de una victoria histórica y terminaron perdiendo 6-3. Y en el último pleito, Barrabases tuvo que apelar a toda su garra y oficio para superar a los trasandinos quienes sólo se inclinaron en los tramos postreros del encuentro perdiendo por 4-2. Tras el pitazo final, jugadores de ambos equipos tuvieron un ágape de confraternidad en el –era que no- boliche de Don Pepe.

args_gritones1979_2

La gracia de este relato, aparte de ser coyuntural a la época –los argentinos recién habían logrado alzar la Copa del Mundo, y las relaciones entre ambos lados de la cordillera estaban tirantes por el problema del Beagle-, radicaba en que la alineación visitante era una parodia a la real. De esta manera, el arquero Frijol era Ubaldo Matildo Fillol. Y así, sucesivamente con Cholguín (Jorge Olguín), Pasadizo (Daniel Passarella), Atarantini (de atarantado, Alberto Tarantini), Pellejo (Américo Gallego) , Ardilla (Osvaldo Ardiles), Jajaseman (René Housemann), El Beto (Norberto Beto Alonso), Luquea (Leopoldo Jacinto Luque), Kempito (Mario Kempes) y Tontoni (Daniel Bertoni). Eso le dio el toque humorístico a este episodio que se publicó en dos partes, los números 2 y 3 de la tercera época de Barrabases. Además, el árbitro de la final expulsó –para variar- a Guatón por reclamar la anulación de un gol chileno.

Un rubio Pirulete, con la camiseta de Argentinos Gritones, enfrenta a Barrabases en 1958.

Un rubio Pirulete, con la camiseta de Argentinos Gritones, enfrenta a Barrabases en 1958.

El primer Argentinos Gritones. Sin embargo, el origen de este tradicional cuadro trasandino se ubica en la primera época de la historieta (1954-1962), específicamente en 1958. Y presentaba varias diferencias respecto al plantel clásico. Por de pronto, su camiseta no era albiceleste sino que blanca con vivos rojos. Su entrada en el universo barrabasino pasó por el hecho de contratar, previo pago de 400 millones de dólares -una fortuna para la época-, a Pirulete, Chico, Pelao y Guatón. Y este cuarteto debió enfrentar a sus ex compañeros quienes, con una dosis de  molestia por ese traspaso, aplicaron su dosis en un partido lleno de agresiones.

Vale agregar un alcance: en esa llamada primera época de Barrabases, la historia mantenía una continuidad donde por ejemplo los referentes emigraban, Míster Pipa era despedido por la mala campaña del equipo –sí, es verdad. Al calvo estratego lo echaban tras violentas protestas de la propia barra- e incluso, el equipo bajaba a Segunda División. Estilo de relato que se descartó a partir de la segunda época (1971-1974) cuando cada historia era unitaria. Pero bueh, esas temáticas se abordarán en próximas entregas de este tema, aquí en Guioteca.

Lo que importa es que, tal como el año pasado se hicieron realidad todas aquellas ocasiones en que Barrabases había ganado la Copa América, esta victoria sobre Argentinos Gritones se encarne también en esta realidad el próximo jueves 24. ¿O no?

Más sobre Fútbol Total

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X