Inicio » Internet » Equipo

10 tips imperdibles para empezar tu propio blog

Reconoce tu audiencia, respeta los derechos de autor, olvídate de las estadísticas, usa un diseño interesante y aprovecha las redes sociales, son algunos de los consejos para todo bloguer principiante.

Muchos de los amantes de las comunicaciones digitales, o de aquellos que alguna vez quisieron escribir y publicar sus obras, han pensado más de una vez en abrir un blog. La facilidad con que se arman, la funcionalidad al poder personalizarlos, la autonomía al no tener un proceso editorial y la interacción con la audiencia hacen que en los últimos años, hayan pasado de ser desconocidos a convertirse en una herramienta imprescindible.

Aquí te entregamos algunas recomendaciones para abrir y administrar tu propio blog peronal:

  1. Elige un tema en particular: la gracia de un blog es la especialización. Hay gente que escribe de moda, otros de TV, algunos de tecnologías, hay especialistas en finanzas, y gente que definitivamente escribe de todo. Aunque no está mal escribir sin tener un tema en particular, eso impide que los usuarios te puedan clasificar y encontrar más fácilmente, por lo que tu audiencia podría confundirse y no entender qué quieres contarles. Ahora bien, si quieres escribir de manera personal, adelante: a tus amigos y familiares siempre les va a interesar saber de tu vida en términos más generales, pero asegúrate dejarlo en claro desde un principio.
  2. Piensa como tus lectores: la mejor manera de generar buenos contenidos es poniéndose en los zapatos de la audiencia. ¿Qué necesitan, qué quieren leer, qué es lo que andan buscando, con qué los puedes ayudar? son todas preguntas con las que debieras decidir tus temas. Por otra parte, es importante definir a quién le vas a escribir: recuerda que la gente muy joven, o los muy mayores, no están acostumbrados a leer textos largos y poco interactivos; intenta hacer que tus posts sean lo más adecuados posible para que quienes visiten tu blog queden con deseos de volver.
  3. Blogs

    Imagen: Alfredo Cáceres

    Mantén una periodicidad: mantén siempre un colchón de posts guardados, de modo que si te quedaras sin inspiración, igualmente se publicarían cosas. Fíjate en la actualidad, es muy poco atractivo leer sobre cosas que pasaron hace meses. La escritura para blogs o medios digitales es rápida, por lo que tus posts no deberían ser muy elaborados. Basta que publiques una foto, un pensamiento, un tema en concreto, para que tus lectores se cautiven y vuelvan. Eso, además, hará que tengas un amplio repertorio de temas para publicar.

  4. Cuida la ortografía, redacción y el estilo: no hay nada menos cautivante que leer un texto con errores de gramática y faltas de ortografía. Okey, todos hemos cometido estos problemas alguna vez, pero asegúrate de repasar tus posts con un procesador de texto (como Microsoft Word, Open Office, o incluso en el cuerpo de los mensajes cuando redactas un email en Gmail). Además, asegúrate que escribirás con un mismo tono y estilo siempre: puede ser divertido, con tono intrigante, melancólico, etc. Lo importante es que te represente y que tus lectores sientan que quien está detrás de esas palabras, eres tú.
  5. Respeta la propiedad intelectual de los demás: está bien sacar una foto o un video desde otros lugares, pero recuerda citar al autor original. Esto, además de respetar las leyes internacionales de derechos de autor, hará que tu reputación se mantenga en un nivel alto puesto que tus lectores te reconocerán como una persona preocupada de reconocer y honrar a quienes te ayudan a mantener un blog de buena calidad. Es tan fácil como poner un pie de foto o video con el nombre y el link del autor o la fuente de donde sacaste ese recurso.
  6. Usa un diseño atractivo: la mayoría de los procesadores de textos para blogs proveen diseños interesantes y personalizables para cada tipo de situación y personalidad. Investiga y navega un poco por las secciones de configuración de tu blog para cambiar el que viene por defecto. ¡Si sabes de diseño gráfico web, tal vez hasta puedes crear tu propia plantilla! Un buen diseño, que incluya secciones, widgets, links, recursos gráficos y formularios ayudará a la fidelidad de tus lectores.
  7. Aprende de HTML, SEO y multiplataformas: existen múltiples tutoriales que puedes encontrar en Internet, sólo debes buscar en Google. HTML es el lenguaje en que se “redactan” los códigos para que cualquier sitio web se pueda publicar. Si aprendes de él, podrás solucionar algunos problemas de diseño o publicación que eventualmente se te presenten. No es difícil, cualquier puede aprenderlo. SEO, es la  forma en inglés de Search Engine Optimization (Optimización de motores de búsqueda, en español) y es la forma de mejorar la visibilidad de un sitio web en los buscadores como Google, Bing, o Yahoo. Si aprendes de este tema, podrás mejorar la manera en que la gente te pueda encontrar al ingresar palabras claves en dichos motores. por último, aprende sobre multiplataformas y cómo optimizar tu blog para crear publicaciones para cada una de ellas, hará que, por ejemplo, alguien te pueda leer en un computador estacionario, otro desde su iPad, alguien desde un teléfono móvil e incluso desde la TV.
  8. Obtén un dominio propio: es tal vez uno de los puntos más importantes de esta lista de tips para empezar tu propio blog. Obtener un dominio propio (.com, .net, .biz, .info, etc) es fácil y no es tan caro como pareciera. Lo único que necesitarás es tener una tarjeta de crédito y un rato para configurar el sistema. Portales como GoDaddy, OnlyDomains o Domain.com te pueden guiar durante este proceso. Atención: tener un dominio no es lo mismo que tener un hosting y en algunos casos (como para tener un blog en plataforma WordPress) vas a necesitar tener los dos temas resueltos.
  9. Promociónate en las redes sociales: el mundo digital está tornándose hacia las redes sociales, por lo que es imprescindible que si quieres captar más público, uses Twitter o Facebook para contarle a la gente que subiste un nuevo contenido y que pasen a leerlo. No necesitas crear un grupo o un fan page. De hecho, puedes compartir el link dentro de tu propio muro para que tus amigos vayan corriendo la voz y mucha más gente llegue a tu blog. De acuerdo a Comscore, en el 2011 se superó los mil millones de usuario en las redes sociales, mientras que entre un 9% y un 40% de los contenidos son compartidos una y otra vez. Si quieres tener un blog, es necesario que estés presente en estas nuevas plataformas.
  10. Apunta a crear una comunidad: tus lectores tienen un perfil y preferencias por ciertos temas. Trata de descubrirlos y potenciarlos para que tu blog se transforme en un lugar de conversación y una reserva de contenidos para compartir. Este consejo va muy ligado al número 2, “piensa como tus lectores”: crea un lugar en torno a un tema y explótalo, pero otra vez: no necesitas sesgarte a un sólo tema si vas a escribir sobre tu vida en general. Una buena idea para segmentar tu comunidad es tocar temas como ciudad, comida, viajes, libros, música, artes en particular, etc.
  11. Bonus track: Olvídate de las estadísticas (por lo menos hasta que tu blog termine de ser experimental): en un principio las estadísticas de tu blog van a ser paupérrimas, te lo aseguro. Y eso va a hacer que te desanimes. Sin embargo, más que tener cientos de miles de lectores, lo que necesitas generar es fidelidad. Los número en constante crecimiento vendrán más adelante, cuando dejes de escribir en la etapa de experimentación y te conviertas en un bloguero reconocido.

Links:

Más sobre Internet

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X