Inicio » La UC » Equipo

UC, el uno a uno del Campeón (parte I)

Analizaremos uno a uno la participación de los 32 jugadores que participaron activamente este año, partiendo por lo que más minutos jugaron. Aquí van los 11 con más minutos de juego.

Un ejercicio entretenido cuando termina el año es analizar uno a uno los jugadores de los equipos, para ver su rendimiento global y el aporte al equipo. Espero realizar un análisis con lo que pasó en todo el año.

El orden es netamente por la cantidad de minutos jugados en el año.

Milovan Mirosevic

Foto: El Mercurio

1.-Milovan Mirosevic (2.717 mins): Jugó 32 partidos en el año, 31 de ellos de titular y fue el goleador del equipo con 19 tantos, como dato curioso también fue el jugador con más tarjetas amarillas (8) del equipo. Mirosevic tuvo para mí un año bastante irregular donde fue de menos a más, con Figueroa como DT se negó varias veces a jugar de doble contención, puesto que ocupó por obligación en la final 2009 y que no cumplió aceptablemente. Él sólo quería jugar de “enganche”, pero sus virtudes son distintas a las necesarias para ese puesto, básicamente por tener que jugar muchas veces de espaldas al arco. Con Pizzi también arrancó en esa posición, pero con el correr de los partidos se fue retrasando y acercando a la orilla, sobre todo cuando el DT abandonó el 4-2-3-1 afamado en el mundial de Sudáfrica y fijó el 4-4-2 con un rombo en el medio. Jugar más atrás le permitió tener mejor visión del campo, más espacio para su despliegue y mejor panorama para organizar el juego. Además, el capitán desde los 12 pasos estuvo implacable, no fallando ningún penal en el campeonato nacional (falló un penal en el partido de vuelta con Colón de Santa Fé).

Rodrigo Valenzuela

Foto: El Mercurio

2.- Rodrigo Valenzuela (2.454 mins): Casualmente este año no convirtió goles, jugó 28 partidos y en todos ellos fue titular. Con Figueroa partió como lateral-volante por derecha, pero con la llegada de Pizzi y su línea de 4 pasó a ser lateral derecho, puesto que ya había ocupado en la época de Fernando Carvallo. Dueño de la franja derecha, y segundo capitán realizó (junto a Mirosevic) un código de conducta para sus compañeros, con multas incluidas que servían para organizar “empanatones” o comidas semanales. Esto fue importantísimo para el título por la unión que alcanzó el grupo.

Paulo Garcés

Foto: El Mercurio

3.- Paulo Garcés (2.437 mins): Dueño del arco durante 27 partidos de titular, recibió sólo 31 goles y sólo perdió la titularidad cuando por acumulación de tarjetas debio salir del equipo. Sin dudas, una pieza fundamental en la UC este año. Tuvo un bajón y problemas con la zaga sobre todo en pelotas aéreas, pero atribuibles más a un rendimiento colectivo que propio. Salvó muchísimos partidos él sólo y ganó puntos con sus atajadas. Es su hora de partir, es verdad, pero esperemos que sea una buena oferta tanto para el club como para él porque es el 1 del equipo y un aporte sin dudas. Fue uno de los que tuvo que pagar multa por hablar de más y criticar su salida en el clásico universitario.

Gato Silva

Foto: El Mercurio

4.- Francisco Silva (2.292 mins): El gol fue esquivo para el gato este año (sólo convirtió 2 veces), pero movió casi todas las porterías de los estadios chilenos. Dueño de una pegada excepcional y un despliegue “europeo” el Gato fue fundamental en el andar del mediocampo de la UC, el motor del equipo. Le costó adaptarse a la idea de Pizzi, y además las molestias físicas le impidieron estar al 100% durante todo el año, pero cuando alcanzó su máximo nivel fue uno de los puntos más altos de esta UC.

Jorge Ormeño

Foto: El Mercurio

5.- Jorge Ormeño (2.198 mins): Ormeño para mí fue el mejor jugador del campeonato en la UC y probablemente de todo el torneo. El más regular, nunca rindió bajo los 5 puntos de nota. El organizador del mediocampo, la salida clara que hasta le dió para inscribirse con 2 goles, algo raro en su carrera. Hizo un golazo frente a Huachipato en San Carlos, donde se vió su fútbol. Recuperó anticipando, tocó y buscó la pared para definir a un costado. El único jugador “insustituible” para mi gusto, ya que no veo otro volante central en chile que pueda asumir su función a cabalidad.

Fernando Meneses

Foto: El Mercurio

6.- Fernando Meneses (2.004 mins): Probablemente el jugador más desequilibrante de la católica en el mano a mano durante este año, estuvo en 31 partidos presente y fue regularmente llamado a la selección chilena por Bielsa. De la mano del PF Fleitas fue el jugador que más sufrió con la pesa y bajó 6 kilos que se notaron mucho en su rendimiento.

7.- David Henríquez (1.936 mins): Con Figueroa fue un indiscutible y de los puntos más altos en la defensa, que era el punto débil de la UC. A mí modo de ver, un buen stopper pero con espacios tiende a tirarse atrás por su falta de velocidad. No va a presionar con convicción ni achica espacios. Fue fundamental su suspensión de los últimos 6 partidos para que ingresara Hans Martínez.

8.- Marcos González (1.787 mins): Un baluarte en la defensa, por arriba un arma letal tanto defensiva como ofensivamente. Ordenado, bueno en el mano a mano, un jugador mucho más rápido de lo que parece. Titular indiscutido, sobrio y con carácter.

Hans Martínez

Foto: El Mercurio

9.- Hans Martínez (1.444 mins): El mejor proyecto de la UC en la actualidad y futuro líbero de la selección chilena. Pasó por muchos puestos en el año, volante de contención, lateral, líbero, y terminó como stopper junto a M.González en línea de 4. Muy elegante en la salida, sólo tuvo problemas físicos y lesiones rebeldes que lo alejaron un poco de la selección y la titularidad en el club.

Roberto Gutierrez

Foto: El Mercurio

10.- Roberto Gutiérrez (1.394): El primer jugador en aparecer con más minutos jugando sólo la mitad del año. 14 goles en 17 partidos, 15 como titular; un promedio de gol envidiable. Su hubiera llegado antes, sería el goleador del torneo. De sus 3 pasos por Católica, lejos su mejor participación. Se le nota más maduro, se toma el tiempo para definir, y toma muy buenas decisiones cuando baja a pivotear.

11.- Juan Eluchans (1.077 mins): Llegó muy mal físicamente y él mismo lo dijo, eso se notó en su rendimiento sobre todo jugando de extremo. Pizzi lo ubicó finalmente como lateral y se comió la banda cuando logró su mejor forma física. Hizo sólo 1 gol, pero probablemente fue el gol más importante de todo el año (gol de tiro libre en Calama en el minuto 89). Se metió en el corazón de la gente.

Más sobre La UC

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X