El Mar, de John Banville: cuando el pasado sirve de refugio

John Banville nos presenta El Mar, la historia de Max Morden, quien tras perder a su amada esposa Anna, decide refugiarse en los recuerdos de su pasado y la felicidad de su infancia.

John Banville nació en Irlanda en 1945. Es un escritor reconocido por sus pares y editores.  Con la novela El Mar ganó el premio Man Booker en 2005 del cual ya había sido finalista anteriormente.

El Mar narra la historia (en primera persona) de Max Morden, un historiador que sobrevive a su esposa Anna, quien muere de una dolorosa y lenta enfermedad.

Max, para poder soportar su nueva vida solo, y lleno de dolor, se refugia en los recuerdos de su infancia, cuando pasaba los veranos en la playa junto a la familia Grace, una familia que siempre le llamó la atención, y que llena los pensamientos de Max para escapar así de la soledad y el sufrimiento.

El Mar

Foto: El Mercurio

Podemos ver en El Mar, como dentro de la narración de sus recuerdos, Max incorpora algunas situaciones más cercanas, junto a Anna, su mujer, para luego regresar a los recuerdos de los veranos que pasaba con la familia Grace. Este ir y venir de recuerdos incluye también su relación con Anna, cómo se conocieron, su matrimonio y su vida familiar, que en comparación a los recuerdos de los Grace es bastante menor.

Max decide hacer un viaje con Clarence, su hija, a la que siente que no conoce, y con la que es más fácil discutir qu compartir un buen momento. Max decide vender su casa, llena de recuerdos de Anna, para volver  vivir al balneario donde pasaba los veranos de su juventud.

Los recuerdos de su infancia inundan a Max, quien en un comienzo sentía una fuerte atracción hacia Connie, la madre de la familia Grace, para años después iniciar un romance juvenil con Chloe, la hija de esta familia, con quien compartía todo el verano. Max, Chloe y Myles (el hermano de Chloe) eran inseparables, lo que le costó a Max el enojo de sus amigos “de barrio” que se sienten abandonados ya que Max prefiere pasar su tiempo con los Grace.

John Banvielle nos llena de nostalgia y melancolía, Max, su personaje, sabe que se está sumergiendo en el fondo de sus recuerdos para escapar del dolor del presente. Sus reflexiones son profundas y desgarradoras, hay una resignación dolorosa, que es la que empuja al protagonista a esquivar el dolor del presente.

¿Por qué El Mar? Max tiene una fuerte e íntima conexión con el mar, ese ese mar en el que jugaba durante los felices veranos de su infancia, pero es también su mundo interno, al que puede escapar, el que siempre lo acoge; es su espacio personal, el espacio donde se encuentra a sí mismo, mentalmente, en cualquier lugar.

El mar y los recuerdos, siempre presentes en la vida de Max, incluso en el momento más doloroso (y eje de la historia) que es la muerte de su mujer: “Anna murió antes del alba. A decir verdad, yo no estaba allí cuando ocurrió (…)Una enfermera vino a buscarme. Me di la vuelta y la seguí (…) y fue como si me adentrara en el mar”

Todos tenemos nuestro espacio interior, en el que nos sumergimos y nos protegemos, para Max es el mar, y para nosotros, ¿cuál es ese lugar íntimo y especial?

Más sobre Literatura Contemporánea

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X