La Metamorfosis, de Franz Kafka: Cambia, todo cambia

Este relato, nos narra el proceso de transformación de Gregorio Samsa, un joven que despierta un día convertido en insecto sin saber el motivo.

Franz Kafka, nacido en Praga en 1883 es hasta el día de hoy uno de los autores europeos más leído y estudiado, tanto por sus obras como por su singular estilo.

Una mañana, como cualquier otra, Gregorio Samsa despierta para ir al trabajo pero se da cuenta que se ha convertido en un insecto de dura caparazón y muchas patitas que le es imposible dominar. Sin entender qué es lo que le pasa, Gregorio intenta levantarse, siendo esto imposible por el poco manejo que tiene de su “nuevo cuerpo”. Seguido de estos infructuosos intentos, Gregorio empieza a reflexionar sobre lo difícil de su trabajo y las exigencias que tiene. Gregorio trabaja como vendedor textil, y mantiene a su familia (padre, madre y hermana menor) hace cinco años, cuando su padre quebró y no volvió a trabajar. Este es el contexto en el que comienza este relato. Gregorio acaba de darse cuenta que tiene el cuerpo de un insecto, sin embargo, sigue preocupado de su trabajo y de su familia, sin asimilar que es un insecto.

Kafka

Foto: El Mercurio

La Metamorfosis es una de las obras más conocidas de Kafka.

En La Metamorfosis Kafka nos introduce en la vida de Gregorio desde que este, sin motivo aparente, es transformado en este extraño insecto (Kafka nunca señala que insecto podría ser) y cómo se relaciona con su familia y su nuevo cuerpo. Esa mañana, cuando su familia descubre la metamorfosis de Gregorio, cunde la desesperación, nadie entiende qué es lo que pasó ni porqué.

Es el personaje de la hermana, quien se hace cargo de Gregorio, limpia su dormitorio y le lleva comida. Es en la comida donde vemos uno de los primeros aspectos internos de la transformación de Gregorio, quien intenta tomar un poco de leche, que siempre le ha gustado, pero le es imposible; el olor y sabor son insoportables para él,  aunque después se ve comiendo restos de comida descompuesta que antes, con su forma humana no habría comido nunca.

Vemos también como el pobre Gregorio comienza de a poco a dominar su cuerpo, puede moverse e incluso trepar por las paredes de su dormitorio, como cualquier insecto.

A medida que Gregorio tiene cada vez más características de este insecto (tanto físicas como internas), podemos ver cómo su familia comienza a cambiar. Vemos que su hermana, que en un comienzo era considerada con Gregorio, ya cada vez se preocupa menos por él, sólo le lleva la comida, sin preocuparse siquiera de la limpieza del dormitorio, lo que hace que Gregorio esté en un entorno sucio, ensuciándose el mismo.

La madre de Gregorio, es incapaz de mirarlo, es una mujer débil que se fatiga rápidamente, incapaz de hacerse cargo de la situación de su hijo, y no es capaz de tomar decisiones, mientras que el padre, es un hombre violento que desprecia a Gregorio e incluso llega al nivel de atacarlo físicamente, lanzándole unas manzanas, y una de estas golpea la caparazón de Gregorio, quedando pegada a su cuerpo, haciendo así de su apariencia algo aún más terrible.

Esta familia, que dependía económicamente de Gregorio, siempre preocupada de las apariencias, debe comenzar a generar sus propios recursos, el padre que antes se veía siempre en bata y zapatillas, vuelva a trabajar a un banco, la hermana que estaba acostumbrada a no tener obligaciones también debe comenzar a trabajar y la madre trabaja cosiendo ropa de cama.

Vemos entonces, cómo se transforma Gregorio, de ser el mantenedor de esta familia a convertirse en un insecto, que al principio es atendido por su hermana para luego ser visto casi como un parásito. Pero la transformación no ocurre sólo en Gregorio; vemos también cómo su familia se transforma, de ser una familia mantenida, con miembros incapaces de mantenerse, se convierten en seres autosuficientes, que dejan de ser la preocupación central de Gregorio, ya que se las pueden arreglar entre ellos sin tener que seguir sobre exigiendo al pobre Gregorio.

Según algunos estudiosos de Kafka, uno de sus motivos literarios es el mundo actual y cómo este consume a las personas, pero creo que en el caso de La Metamorfosis, Gregorio es consumido por su familia, quienes lo explotan sólo preocupados por ellos mismos y sin pensar en el bienestar de Gregorio, mientras éste ejerza el rol de mantenedor.

Entonces, ¿quién es el parásito?

Más sobre Literatura Contemporánea

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X