La suma de los días, de Isabel Allende: Una tribu familiar

En La suma de los días, Isabel Allende retoma su historia familiar desde la trágica muerte de su hija Paula. Recuerdos y confesiones de una familia singular, que ha sabido mantenerse de pie frente a la adversidad.

Isabel Allende (1942) es una de las grandes expositoras de las letras de nuestro país. Su primer libro La casa de los espíritus, publicado en 1982 marca de éxito su carrera. Premiada a nivel internacional, recibió en 2010 el Premio Nacional de Literatura. Dentro de su gran bibliografía destacan títulos como Paula, Hija de la Fortuna, Retrato en sepia, Inés del alma mía y muchos más.

En La suma de los días Isabel Alllende narra su historia familiar e íntima, tomando como punto de partida la muerte de su hija Paula. La narración es dirigida a Paula, con un tono maternal y tierno, a ratos también divertido y desgarrador, Isabel Allende rinde cuentas a su hija y la pone al tanto de lo que ha pasado con su familia.

Isabel Allende

Foto: Claudio Vera

Se retrata una familia ensamblada, Isabel vive en Estados Unidos junto a su segundo marido Willie, y los hijos de ellos de sus matrimonios anteriores. Así esta nueva familia, con fuertes diferencias sociales se junta y sortea los distintos dolores que surgen en la vida, primero la muerte de Paula, hija de Isabel, y los problemas de drogas y desaparición de Jennifer, hija de Willie.

Esta familia poco convencional, amontonada en la que viven todos juntos, como una “tribu” acoge amigos, familiares, ex mujeres, abuelas y madres postizas creando una nomenclatura única y fascinante, descrita con magia y simpatía.

Muertes y nacimientos, peleas y reconciliaciones, dolores y alegrías narra Isabel a Paula, la nostalgia y melancolía de una madre en duelo es desgarradora a momentos, cercana durante todo el libro.

Problemas cotidianos y domésticos hacen parte importante del relato, que nos han pasado a todos, desde peleas matrimoniales hasta anécdotas de los nietos, narrados con un toque mágico que inevitablemente nos recuerda a García Márquez como la descripción de algunos lugares, la peculiaridad de ciertos personajes, la hermandad del perpetuo desorden y los ritos descritos entre otros, y que nos atrapa haciendo una lectura dinámica y entretenida, nos enseña que hay distintos tipos de familias, que las convenciones cambian para dar forma a esta entrega de amor única e incondicional.

Esta novela habla de la familia como centro, sin dejar de lado otros temas como la política, la sociedad, el matrimonio y la religión, siempre desde el punto de vista analítico y agudo que caracteriza a Isabel Allende.

Los recuerdos que narra Isabel Allende sobre su hija Paula son sentidos, cargados de emoción y nostalgia desgarran a cada palabra, y son lejos los momentos más emotivos, los últimos momentos de Paula antes de morir y los ritos realizados por su familia en el bosque nos trasladan hasta el dolor de esta familia.

La gran lección que nos deja este libro es la capacidad que tiene esta familia para sobreponerse, para buscar soluciones y seguir adelante, sobreviviendo las pérdidas más dolorosas.

Más sobre Literatura Contemporánea

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X