Plata quemada, asalto y huida por Ricardo Piglia

Esta novela, está basada en un hecho real, el asalto un banco de San Fernando (Argentina) en 1965. Ricardo Piglia investiga el caso, con acceso a material confidencial para dar forma a Plata quemada, la gran novela policial argentina.

Ricardo Piglia, escritor argentino nacido en 1941 ha sido autor de diversos ensayos, relatos y novelas. Plata quemada (Anagrama) lo hizo merecedor en 1997 del Premio Planeta, por votación unánime del jurado. Gran polémica causó la acusación de uno de los participantes a Piglia y la editorial por “predisposición o predeterminación” en favor de la novela de Piglia, llegando a una batalla judicial que terminó con la condena de Piglia y de la editorial a un pago monetario al finalista que acusó dicha irregularidad.

Plata quemada

Plata quemada

Anagrama

Más allá de la polémica, que hoy puede ser vista como una anécdota más, Plata quemada es una de las grandes novelas del género policial en América Latina, basándose en un hecho real, el robo a un banco de San Fernando el año 1965.  Para poder escribir esta obra de modo tan detallado, Piglia tuvo que investigar sobre el caso, teniendo acceso a material confidencial de la policía y también al material periodístico de la época, lo que le permitió reconstruir los hechos y los personajes.

El plan está trazado. Los personajes, entre los que destacan el Nene Brigone y el Gaucho Dorda, llamados “los mellizos” -no porque tuvieran un parecido físico sino porque andaban siempre juntos- además de Malito y el Cuervo Mereles, todos con vastos prontuarios y experiencia carcelaria, dan inicio a esta aventura delictual, el robo al banco de San Fernando.

La narración del momento mismo del robo es impecable,  precisa, llena de detalles y ágil al mismo tiempo, con un ritmo narrativo envolvente que nos hace imaginar la secuencia claramente. Esta narración se abre, incluyendo simultáneamente testimonios de testigos y recortes de prensa, generando una amplia perspectiva que incluye también las versiones de terceros.

Es así como Plata quemada se basa en un hecho policial real, siguiendo la línea de la non fiction novel iniciada por Truman Capote con A sangre fría, demostrando así la genialidad del género, más de treinta años después de ocurrido el suceso.

Piglia consigue en esta novela reconstruir también las relaciones entre los protagonistas, sus temores y motivaciones, sus reacciones al miedo y la traición, la desesperación y también la ambición que los marca. La violencia está siempre presente en las relaciones de los personajes, en los recuerdos de historias pasadas y en el presente narrativo, el lenguaje vulgar, con expresiones típicas de la época y de la delincuencia, además del uso y abuso de drogas nos muestra a personajes que no tienen límites, capaces de todo.

En Plata quemada el tiempo funciona como un protagonista más, que angustia y desespera, que ejerce una presión inclusos a ratos en el lector, necesitando de toda nuestra concentración para no dejar escapar detalle alguno, que puede ser, en el transcurso de la narración, una clave de lo que puede pasar después.

Una excelente narración, capaz de parar los pelos de punta, pero también que hace reír, una novela muy completa que fue llevada a la pantalla grande en 2000.

Más sobre Literatura Contemporánea

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X