Socorro, perdón: el camino a la expiación de Frédéric Beigbeder

Esta novela, narrada en primera persona, desnuda el glamoroso mundo de la moda y la belleza, donde lo que importan son las apariencias, y nada es lo que parece.

Frédéric Beigbeder nació en Francia en 1965, dedicado a la publicidad, es exiliado de este rubro al escribir su primer libro 13,99 euros, en el que destapa todos los secretos del mundillo publicitario.

En mayo de 2008 aparece la primera edición de Socorro, perdón, una obra en la que Beigbeder se presenta así mismo como Octave Parango (el mismo protagonista de 13,99 euros) quien luego se su exilio publicitario arremete como “cazatalentos” de jóvenes modelos, rostros publicitarios.

Foto: Anagrama

La tarea de Octave no es fácil, debe encontrar el nuevo rostro de Ideal, marca líder en el mundo de la cosmética que atraviesa por un complicado momento. Como diría Octave, busca “un hermoso rostro para cremas cosméticas cancerígenas”.

Socorro, perdón, narra la búsqueda del rostro perfecto, el viaje de Octave a Rusia que se mezcla en la narración con su propia culpa, la expiación de sus pecados de un modo casi enfermizo, que le lleva en reiteradas ocasiones a la iglesia, donde busca consuelo pero se burla de la religión.

Frédéric Beigbeder, con su alter ego de Octave, hace una dura crítica social, en la que expone una realidad de la que nadie quiere hacerse cargo: la importancia de la belleza y los fines comerciales por sobre la honestidad y nobleza. Es así como relata el nuevo nazismo en la sociedad; con la búsqueda del rostro perfecto, similar a la pureza de la raza como lo buscaba Hitler de modo enfermo y con millones de víctimas como resultado. Hoy los resultados no son mucho más alentadores: la sociedad vive en búsqueda de la perfección sin importar los costos ni sus orígenes, se vive en función de demostrar el exterior, la típica “búsqueda de status” que es el pan de todos los días de las campañas publicitarias, con medios casi maquiavélicos para encontrarlos. Es notable el uso del concepto Fashismo, que entremezcla el mundo de la moda Fashion con el Fachismo social que bordea el nazismo social ya descrito.

Para Octave, una muchacha de catorce años es perfecta  como rostro de Ideal, sabiendo que las mujeres de más de treinta años buscan verse como ella. Es así como Octave busca a esta joven, que debe ser aprobada por una exigente plana directiva para convertirse en el nuevo rostro de Ideal. La búsqueda contempla distintas situaciones, desde noches en discotecs, night club, drogas y lujos. Jóvenes mujeres que buscan un millonario que las saque de Rusia y las lleve a pasear por el mundo, donde el sexo es sólo una moneda de cambio y no hay cabida para los sentimientos.

En Socorro, perdón, esta búsqueda se ve entrelazada con la crisis existencial de Octave, quien está a punto de cumplir cuarenta años y se ve obligado a esconder sus canas y arrugas, usando distintas cremas y lociones, haciéndose víctima del mismo mercado en el que hace de victimario.

Frédéric Beigbeder nos muestra un mundo real, lleno de demasiados detalles que le hacen perder el glamour que cualquiera pudiese imaginar. Tiene una narración rápida y entretenida, aunque hay algunos detalles que se agradecería profundizara menos.

Socorro, perdón es, sin lugar a dudas, un libro irreverente como su autor, que nos deja con más de algo en que pensar.

Más sobre Literatura Contemporánea

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X