“La Rosa Blanca”: el mejor libro de la saga de “La Compañía Negra”

Esta tercera entrega llena los vacíos que había en los dos títulos anteriores, transformándose en la entrega definitiva de esta serie. Un imperdible del género.

“La Rosa Blanca”, tercera entrega de la saga “La Compañía Negra” de Glen Cook, sitúa a nuestros ya conocidos mercenarios —que se atrevieron a cambiar de bando— en un lugar donde nadie los puede encontrar: una mágica llanura. Pero que tiene un solo inconveniente: de allí tampoco pueden salir.

La Rosa Blanca - La Compañía Negra 3

Foto: La Factoría de Ideas-Océano

Es en este insólito lugar donde retoma su saga el escritor, la que poco a poco desmadeja hasta convertir en la mejor entrega de esta serie de la que ya he reseñado los dos primeros libros: “La primera crónica” y “Sombras fluctuantes”.

Debo reconocer que me había costado enganchar con la saga; identificarme. Los dos primeros libros tienen, por supuesto, una mirada muy novedosa para el género y un gran desarrollo de personajes. Sin embargo, a mí parecer tienen un punto flaco que impide la identificación del lector, o al menos así pasó conmigo. Les faltaba contexto, no lograba situar al lector en el mundo en el que pasaba todo y era complejo entender por qué pasaba todo.

En “La Rosa Blanca” (La Factoría de Ideas) ese problema está totalmente resuelto. Glen Cook al fin explica los eventos que pasaron en el pasado, qué fue lo que pasó y de qué forma ocurrieron los hechos que llevaron a La Compañía Negra a involucrarse en una guerra entre el bien y el mal. Lo hace, además, mediante una fórmula bastante efectiva en tres tiempos. Pasado remoto, pasado reciente y presente. Funciona bastante bien, hay que decirlo.

La narración del mundo en el que está inserta la historia no es lo único en que “La Rosa Blanca” supera a sus antecesores. Por momentos uno pareciera estar dentro de una película de terror por la atmósfera tensa y llena de suspenso que crea el autor. Asimismo, hay bastantes giros inesperados, algunos incluso que rompen con algunos paradigmas clásicos.

Se mantiene además la gran descripción de los personajes, que es el factor más fuerte de la serie. Pero en este libro se suma un aspecto nuevo. Una química oculta, apenas insinuada, que en todo momento uno se pregunta si será o no un insólito romance, que —ciertamente— el autor maneja con mano maestra. Simplemente notable.

En resumen, este es el libro definitivo de la saga, aquel que logra la identificación con el lector. Desde ahora, yo ya soy un absoluto seguidor de esta serie que, afortunadamente, tiene varias entregas más. No deje pasar la oportunidad.

Dónde encontrarlo: Es difícil, pero algunos ejemplares se pueden encontrar en los locales de la librería Antártica.

Más sobre Literatura Fantástica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X