Inicio » Maternidad » Equipo

Perder a un hijo, ¿puede haber algo más doloroso?

Perder un hijo no tiene descripción. Por eso he querido reflexionar sobre el amor que una madre le puede tener a un hijo.

Creo que muy pocas personas de las que estamos aquí ha experimentado el dolor de la pérdida de un hijo, y mucho menos, de un hijo con pocos años de vida.

Blanquita, hija de Benjamín Vicuña y Carolina Ardohain, murió este 8 de septiembre, de un fallo multisistémico que tuvo después de varios días de lucha contra una enfermedad aún desconocida.

Perder hijo

Foto: El Mercurio

Como madre, antes de comenzar esta columna, debo no sólo dar mis condolencias, sino también darle toda mi fuerza y rezos para que puedan seguir viviendo, enfrentando a la vida, y decirles que si bien no conozco ese dolor, entiendo lo duro que debe ser sentir ese vacío en sus corazones.

Perder a un hijo debe ser simplemente indescriptible. Hay miles de teorías, de tips, de pasos para superar la muerte de un ser querido, que en este momento no debe tener sentido. Muchas personas se aferran a un ser superior, llámese Dios, Alá, la fuerza de la tierra, la Pachamama, el que sea, porque es casi el único ser que nos queda en quién nos podemos agarrar, en quién podemos confiar, en quién le damos todos los rezos.

Cómo escribió Rodrigo Guendelman “cuando uno tiene hijos es humilde, muchos venden la moto, se cuidan más…”. Es verdad, cuando una es mamá o cuando se es papá no sólo proteges a tus hijos frente a todo y a todos, sino también te cuidas porque ellos te necesitan, ellos quieren estar contigo. Quizás antes no te ponías el cinturón de seguridad en el auto, ahora sí, porque sabes que hay seres que dependen de ti.

El amor a un hijo es tan grande que tu vida sin él es casi inimaginable. El amor a un hijo mueve montañas, te hace despertarte a las 3 am para atenderlo, te hace correr cuando tienes que ir a buscarlo a la sala cuna, porque quieres estar con él, te da la fuerza para terminar tus estudios, te motiva para trabajar esos días cuando no tienes ganas porque quieres estar en casa con él. Simplemente te mueve.

Amo a mi hija por sobre todas las cosas.

¡Dile a tu hijo o hija miles de veces que lo amas!

Más sobre Maternidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X