¿Qué debe hacer una madre si fuma y quiere dar el pecho?

¿Cómo debe enfrentar una madre este dilema?

Guía de: Maternidad

lactancia-fumar

Tal como vimos en otro artículo y de acuerdos a fuentes médicas especializadas, es más seguro dar el pecho y fumar, que fumar y reemplazar el pecho por fórmula.

Si no podemos dejar de fumar (que es lo recomendable estemos o no amamantando) y vamos a continuar con la lactancia, para minimizar sus efectos adversos deberíamos.

1.- Siempre fumar afuera de la casa. Recuerda que el humo es el componente más tóxico para tu hijo.

2.- Definir una tenida/ropa única para fumar. El humo se impregna en la ropa y otras superficies (cortinas, telas, entre otros), por lo tanto, contaminan a tu hijo si entran en contacto. Idealmente, cubrirse el pelo con algún pañuelo o minimizar el contacto de humo con el pelo.

3.- Lavarse bien las manos y la boca antes de volver a encontrarte con tu hijo y/o antes de tomarlo en brazos.

4.- No se puede compartir cama con una guagua si uno o ambos padres son fumadores (colecho seguro)

5.- Fumar después de dar el pecho y amamantar unas dos horas después de fumar.

Recuerda que los principales riesgos para la salud de bebés y niños criados en ambientes con fumadores (mayores infecciones respiratorias, aumento en los episodios de asma, por ejemplo), son la causa de la inhalación de partículas del humo de la combustión del tabaco. Es decir, el mayor riesgo es el humo y todos sus componentes dañinos.

Más sobre Maternidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X