Las 10 cosas que seguramente vas a hacer en Fiestas Patrias porque siempre ha sido así

Número 2: Ir a la fonda, que es como el Lollapalooza de la chilenidad y hay para todos los gustos.

Guía de: Millennials

huasos-millennials-1

1) La reunión familiar: Si vienes de una familia “achoclonada”, cada 18 de septiembre es la excusa para encontrarse con esos primos que ves un par de veces al año, conocer a los pololos nuevos y meter las patas cuando preguntas por los ex que ya no están.  Cuando eras niño, el asado lo hacían “los adultos”, pero ahora te toca a ti mientras “los más viejos” te cuestionan porque no preparas la carne cómo ellos la solían hacer. Si antes la anécdota era de esa tía que se le pasaban “unas copitas”, ahora eres tú la que en medio de esa “alegría” tratas de mantener la compostura frente a tus sobrinos.

2) Ir a la fonda: Es el Lollapalooza de la chilenidad, hay para todos los gustos; familiares, cuicas, populares, veganas, etc….

3) Decir “feliz cumpleaños Chile”: Sabes que no es así, pero no te aguantas y en medio de algún brindis entonas la frase “feliz cumpleaños Ssshile…. Salud”.

4) Corregir a los que dicen que se celebra la independencia de Chile: Estás esperando ese momento en que alguien empieza a decir “el 18 de septiembre es la indep…..” y es ahí cuando haces tu magistral explicación contando que lo que realmente se conmemora es el primer cabildo abierto y blah blah…

5) Comer empanadas de pino como si fueran a acabar: Es como si fuera el apocalipsis de las empanadas, porque si en estos cuatro días no comiste una empanada de pino eres lo más antipatriota que puede haber.

huasos-millennials-3

6) Intentar bailar cueca: Con el paso del tiempo entendiste que la cueca no es un baile terrible e incluso aplaudes cuando ves una pareja bailar, es por eso que todos los años te envalentonas y sacas tu pañuelo. Si tienes talento, seguramente lo harás mejor que Lagos Weber.

7) Celebrar en la pega: No hay nada más chileno que celebrar Fiestas Patrias en tu trabajo, maneras hay muchas: puede ser desde un almuerzo distinto, un día completo de actividades, un rato para comer empanada con anticucho, etc… Es el momento de distensión con tu jefe y si tienes suerte, llega un buen aguinaldo.

8) Salir temprano de la pega:  No importa si “18″ cae en un fin de semana normal o es un día extra de feriado, igual el 16 o 17 es un derecho constitucional salir por lo menos una hora antes del trabajo.

9) Viajar si es fin de semana largo: Arrancarse a la playa, al campo, a ver familiares o si estás más pudiente, Brasil o Argentina. Es que en cuatro días fácilmente armas unas mini vacaciones que te recargan para lo que queda del año.

10) Empezar la dieta el 20 de septiembre:  Y después de cuatro días, viene la culpa y “lo comido y tomado” ya no suena una consigna tan feliz sino que un recordatorio de que el verano está a la vuelta de la esquina.

Más sobre Millennials

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X