Stalkeo a la gente y no me arrepiento: Confesiones del “psicopateo” en redes sociales

"No tengo vergüenza en reconocer que he revisado demasiados perfiles", y tú, ¿niegas haberlo hecho?

Guía de: Millennials

Para empezar esta columna aprovecharé el #modoFrancisco y diré “que lance la primera piedra el que nunca ha psicopateado a alguien en las redes sociales”. Stalkear es todo un arte que se perfecciona con la práctica (porque pocos nacemos con el don). Basta un par de clicks, deslizar una que otra pantalla y entrar a distintos perfiles, para que en cosa de minutos podamos tener una descripción completa del sujeto en cuestión.

Stalkeo-redes-sociales-1

No tengo vergüenza en reconocer que he revisado demasiados perfiles (incluso de muchos de ustedes que me están leyendo) en distintos contextos, desde el despecho, saber de algún amigo, por pega, ocio, etc…Cada vez que hago esto, es porque algo quiero descrubir y aunque veces la verdad me parta el alma, sé que mi investigación es tan buena que estoy lista para ser parte del equipo de producción de Catfish (la versión original de Espías del Amor).

Me he enterado que aquellos ex compañeros que eran el modelo a seguir en el colegio, no cumplieron las expectativas de acuerdo a sus notas y que, aquellos por los que no daban un peso, les ha ido mejor que a muchos de nosotros. También he visto los perfiles de aquellos que alguna vez me gustaron y mi dolor de guata vino cuando caché que era mejor no insistir porque ya había alguien más en el camino. En más de alguna ocasión, de pura aburrida indagando muy en el pasado, llegué a las fotos de mis amigos con sus ex que tanto quisieran borrar de sus recuerdos.

Pero he aquí lo bueno, no estoy sola en esto porque así como yo puedo pasar horas revisando la vida de una persona por las redes, ustedes también lo han hecho y tampoco se arrepienten de aquello. “Debieras preguntar quién no lo ha hecho”, es lo más recurrente que he escuchado cada vez que lo pregunto y es que no hay empacho entre nosotros para reconocer que tal es nuestro nivel de investigación por alguien, que hemos llegado a descifrar sus gustos luego de darnos la lata de revisar todas las fanpages que sigue en Facebook.

No importa la razón por la que lo hagamos, aquí nadie va juzgar nuestros motivos, ni tampoco qué tan buenos podamos ser en conseguir la información, pero sí hay algo que siempre se debe cumplir y es la regla de oro en esto: si vas a stalkear, nunca te tienen que descubrir. Y es esto último en donde en más de alguna vez hemos fallado, dando un like cuando no debíamos, siguiendo un perfil del que supuestamente no sabíamos o peor aún, escribiendo un comentario y que, a pesar de ser eliminado, la notificación ya estaba hecha; o bien, entrando a ver el CV del ex en Linkedin.

Para no cometer estos errores existen reglas que debes seguir: nunca revisar la storie de una persona que no sigues en Instagram, jamás psicopatear en público, pero la más importante de todas, es nunca stalkear cuando hay alcohol en tu sangre. Justamente frente a esta última, una de mis mejores amigas hizo oídos sordos y un día mientras estábamos carreteando, se puso a revisar el perfil de un hombre que le interesaba con la cuenta de su roomie y, sin querer, le dio like a una foto en Instagram de al menos un año de antigüedad… Nunca vi a alguien pasar tan rápido de la ebriedad a la sobriedad del puro susto.

Pero me temo que no importa cuánto nos esforcemos en no ser descubiertos y revisemos perfiles sentados en el baño tranquilamente (repito, que lance la primera piedra quien no lo ha hecho), la tecnología siempre irá un paso adelante. Existen aplicaciones que te alertan sobre quién revisa tu perfil y así cómo nos gusta indagar en la vida del resto, también nos carcome la duda por saber si somos objeto de este psicopateo. Y no nos veamos la suerte entre gitanos, todos queremos que ESA persona vea nuestras publicaciones. Pero eso, lo dejaré para otra columna.

Resultado de imagen para kim kardashian app gif

Más sobre Millennials

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X