40 mitos famosos y muy extendidos que fueron desmentidos por la historia y la ciencia (II)

Muchos mitos y leyendas urbanas que no son ciertos siguen siendo repetidos por muchos.

Guía de: Mitos y Enigmas

Muchos todavía repetimos una serie de mitos y leyendas urbanas que la ciencia y la historia se han encargado de desmentir. ¿El alcohol mata las neuronas? ¿El cerebro es de color gris y el universo de color negro? ¿Los hombres piensan en sexo cada siete segundos? ¿El día tiene 24 horas exactas? ¿Los cisnes cantan antes de morir y los murciélagos son ciegos? ¿Bugs Bunny es realmente un conejo? ¿Mozart se llamaba Amadeus? A continuación, en la segunda parte de esta nota -aquí pueden ver la primera parte- , revisaremos algunos de estos mitos famosos que todavía muchos toman por verdaderos, pero que han demostrado no ser correctos:

21) El alcohol mata las neuronas:

La idea de que el alcohol mata las neuronas del cerebro habría surgido en Estados Unidos en la época de la Prohibición, al final de la primera Guerra Mundial, después de la aprobación de la 18ª enmienda a la Constitución de los Estados Unidos, también conocida como Ley Volstead o Ley Seca. Por esa época, el Movimiento por la Templanza americano, además de denunciar la relación del alcohol en la pobreza y la violencia doméstica, empezó a difundir el rumor de que el alcohol mataba a estas células nerviosas. Sin embargo, el alcohol, en realidad, afectaría más bien a las conexiones neuronales del cerebelo, zona de la que dependen el aprendizaje y la coordinación motora.

alcohol-cerebro

 

Los científicos daneses Grethe Jensen y Bente Pakkenberg, para dilucidar este asunto, analizaron la densidad de neuronas en la corteza cerebral, usando cerebros procedentes de autopsias de 11 hombres alcohólicos y 11 hombres abstemios de las mismas edades y alturas, y los resultados fueron concluyentes. Los pesos de los cerebros y los volúmenes medios de la neocorteza cerebral fueron similares en ambos grupos y similares en las cuatro regiones: occipital, frontal, parietal y temporal. Y la media del número de neuronas neocorticales en alcohólicos y personas abstemias también fue similar (alcohólicos 23,4 x 109; abstemios 23,2 x 109), lo que concluyó que el historial de alcoholismo no afectaba al número de neuronas, es decir, el alcohol no mataba células nerviosas. Los científicos aseguran hoy que para aniquilar cualquier tipo de célula, se necesitan altísimas concentraciones de alcohol –próximas al 100%–, algo a todas luces improbable de hacer ya que empezamos recién a emborracharnos a partir de un nivel en sangre del 0,1%.

22) Bugs Bunny es un conejo:

Bugs Bunny, el famoso dibujo animado de carácter alegre y burlón conocido también como el “Conejo de la suerte”, en realidad es una liebre. Este personaje de dibujos animados de la Warner Bros. pertenece al género Lepus, cuya principal diferencia con los conejos es que tienen orejas y ojos más desarrollados. Tex Avery, el dibujante creador de Bugs Bunny, tituló de hecho a la primera aventura animada de Bugs como “La liebre salvaje” (“A wild hare”), aunque posteriormente comenzó a decir que Bugs era un conejo para esquivar una demanda de otro dibujante, quien le acusaba de haber plagiado al personaje de su corto “La tortuga y la liebre”.

Bugs_Bunny_75_aniversario

 

En el citado corto “A Wild Hare”, dirigido por el mismo Tex Avery y lanzado el 27 de julio de 1940, Bugs emerge por primera vez de su madriguera para preguntarle al cazador Elmer Gruñón su famosa frase: “Eh, What’s up, Doc? (“¿Qué hay de nuevo, viejo?)”. Desde ese momento cimentó su característica personalidad, bromeando a menudo sin importar lo grave que fuera el peligro o lo próximo que estuviera.

23) Hacer sonar los nudillos puede provocar artritis:

Diversos estudios aseguran que entre el 25% y el 54% de las personas (más hombres que mujeres), ya sea por nerviosismo o porque les producen una sensación de alivio, tienen este extraño hábito. Pese a que es una costumbre desagradable para algunas personas, sobre todo para quienes se ponen nerviosos con el ruido, el hacerse tronar los nudillos, contrariamente a lo que se cree, no tiene absolutamente ninguna relación con la posibilidad de padecer artritis.

Nudillos

 

El doctor californiano Donald Unger, de hecho, durante más de 60 años hizo chasquear los nudillos de su mano izquierda al menos dos veces al día, dejando a salvo los de su mano derecha. ¿Y cuál fue su conclusión? “Veo mis dedos, y no hay la más mínima señal de artritis en ninguna de las dos manos”, aseguró el galeno. Hoy se sabe que el verdadero peligro de hacer sonar los nudillos radica en provocarse una eventual dislocación, herida de ligamentos o tendones.

24) Mozart se llamaba Amadeus:

El famoso compositor austríaco Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791), considerado uno de los maestros del clasicismo y uno de los músicos más influyentes y destacados de la historia, no se llamaba Amadeus, sino que Joannes Chrysostomus Wolfgangus Theophilus Mozart. Se cuenta que un monarca prusiano quedó tan impresionado por la música del joven compositor, que lo rebautizó cómo Wolfgang “Gottlieb” (vocablo alemán que significa “amado por Dios”). A Mozart, por cierto, el nuevo apodo le pareció una cursilería, por lo que comenzó a burlarse de la anécdota en cartas escritas a sus amigos: “Ahora tendréis que llamarme Wolfgang Amadeus”, les dijo, refiriéndose a la palabra “Amadeus”, traducción latina de la palabra germana “Gottlieb”.

Mozart

 

El académico Otto Erich Deutsch, quien estudió todas las cartas y documentos disponibles acerca de Mozart, explicó que en Italia, desde 1770, Mozart comenzó a autodenominarse “Wolfgango Amadeo” y, a partir de alrededor de 1777, “Wolfgang Amadé”. Y cuando se casó con Constanze Weber, el 3 de agosto de 1782, el genial compositor firmó como “Wolfgang Amade Mozart”. En el día del fallecimiento de Mozart, su muerte se inscribió en los registros de mortalidad de la Magistratura de Viena con el nombre de “Wolfgang Amadeus”, convirtiéndose en el primer registro póstumo de esta forma latina de su nombre.

25) El agua conduce la electricidad:

Una de las precauciones básicas que se deben mantener en el hogar es que hay que evitar tocar aparatos eléctricos o enchufes con las manos mojadas. De hecho, son numerosas las secuencias de películas en las que un cable de alta tensión o un aparato eléctrico caen sobre el agua, y electrocuta al instante a quien esté en contacto con ella. Así las cosas, lo natural sería pensar que el agua es un muy buen conductor de la electricidad, pero en realidad el agua pura no sólo no es un buen conductor, sino que también es un buen aislante.

Agua

 

Lo que sucede es que el agua, tal y como la encontramos normalmente, es una buena conductora de la electricidad, ya que ésta siempre tiene por lo general cosas disueltas en ella, como distintas sales y minerales. De ese modo, cuando una sal se disuelve en agua, las moléculas se dividen en iones, es decir, en átomos o moléculas cargados eléctricamente. Estos iones se pueden desplazar, por lo que al aplicar una diferencia de potencial, se crea una corriente eléctrica. Así que, resumiendo, el agua pura no es conductora de la electricidad porque no contiene iones. Lo que sí conduce la electricidad son las impurezas en el agua, como las sales.

26) Los murciélagos son ciegos:

Uno de los mitos más repetidos en el mundo animal es que los murciélagos, esos repulsivos mamíferos placentarios con aspecto de ratones con alas, son ciegos, pero la verdad es que los murciélagos si pueden ver con sus ojos. Lo que sucede es que los murciélagos, cuando vuelan, no tienen necesidad de “ver” donde van, ya que poseen una especie de sistema de radar, parecido al que usan los barcos y los aviones, con el que emiten unos sonidos agudos que, al chocar con los objetos, rebotan. Cuando los murciélagos captan de nuevo este sonido rebotado lo procesan, localizando los objetos, evitando así chocar con ellos en la oscuridad.

Bat

 

Los murciélagos utilizan diferentes valores de onda (amplitud, frecuencia, etc.), dependiendo de la cantidad de obstáculos que se encuentran en su entorno, para poder identificarlos y localizarlos, trazando y visualizando un mapa de todo lo que tienen a su alrededor en tiempo real. A causa de los hábitos nocturnos de la mayoría de las especies de murciélagos y la ignorancia sobre cómo podían “ver” en la oscuridad, todavía se les considera como habitantes siniestros de la noche, y con pocas excepciones -como en China, donde son símbolo de felicidad y provecho- en la mayor parte del mundo siguen causando temor entre las personas.

27) El cisne canta antes de morir:

El cisne, en la antigüedad Clásica, era un ave consagrada a Apolo, el Dios de la belleza y la música, porque se creía que, poco antes de morir, cantaba melodiosamente. Pitágoras decía que esta ave se asemejaba a un alma que jamás moría y que su canto antes de morir provenía de la alegría que experimentaba porque iba a ser librada de su cuerpo mortal, mientras que historiadores como Plinio El Viejo aseguraban que “la observación muestra que la historia de que el cisne canta al morir es falsa”.

Cisne

 

En efecto, en estricto rigor, el cisne común o cisne mudo no es conocido ni por su musicalidad ni por vocalizar cuando se muere, aunque existen algunas especies de cisnes (como el cisne cantor, el cisne trompetista y de tundra) que emiten una serie de notas mientras sus pulmones expiran su último aliento antes de morir, como consecuencia de un bucle traqueal adicional situado dentro de su esternón. El zoólogo D. G. Elliot informó que una vez, un cisne de tundra, herido de muerte en pleno en vuelo, comenzó un largo planeo hacia abajo, mientras que emitía una serie de notas “lastimeras y musicales” que “sonaban por momentos como el suave funcionamiento de las notas de una octava”.

28) Se puede hipnotizar a una cobra con la música de una flauta:

En las calles de países como la India, Pakistán, Bangladesh, Sri Lanka, Tailandia, Malasia, Egipto, Marruecos y Túnez, pueden encontrarse a los famosos “encantadores de serpientes”, personajes provistos del típico turbante y que, con un instrumento flauta hecho de una calabaza conocido como pungi, tocan una música que hace salir a una serpiente Cobra de una cesta de mimbre. El reptil, a poco de asomar la cabeza, comienza a seguir atenta, como si estuviera hipnotizada, el movimiento del instrumento y el sonido que sale de él.

Cobra

 

Sin embargo, este es otro de los muchísimos mitos que existen alrededor de las serpientes, animales que no tienen oído externo ni martillo auditivo, pero que oyen gracias a las vibraciones que llegan a su cráneo y a su piel. Lo que sucede es que el encantador de serpientes mueve de un lado a otro la flauta lentamente y la serpiente sigue ese movimiento con la cabeza, en apariencia hipnotizada, pero en realidad esta es la forma en que el reptil puede observar mejor cualquier objeto o animal que esté en movimiento y que potencialmente pueda serle peligroso. Y, al no percibir un peligro inmediato, el animal no ataca, pero por precaución sigue con la vista atentamente el movimiento de la flauta.

29) Los vikingos usaban cascos con cuernos:

Las películas nos han pintado a los vikingos, los legendarios y antiguos habitantes de Escandinavia como feroces guerreros con cabellos y barba rubia, torso desnudo, armados de una espada o un hacha y usando unos inconfundibles cascos con cuernos, aunque la realidad fue algo diferente. La sociedad vikinga fue ciertamente violenta y en casi todas las tumbas de algunos guerreros y reyes se han encontrado armas como espadas, escudos, lanzas, hachas y arco con flechas, pero jamás se han encontrado cascos con cuernos entre esos objetos.

Vikingos

 

Los cascos con cuernos son más bien un invento del Romanticismo del siglo XIX, que exageró e idealizó la fiereza de aquellos guerreros. Fue el caso, por ejemplo, de las ilustraciones que hizo en 1820 Gustav Malstrom sobre la legendaria y épica obra del siglo VIII, “La Saga de Frithiof”, donde se imaginó a los vikingos del modo más feroz posible; y los estrenos de las cuatro óperas que componían la obra “El anillo del nibelungo”, de Richard Wagner -concretamente “La Valquiria” y “El Ocaso de los dioses”-, en las que aparecían algunos de sus personajes provistos de cascos con cuernos.

30) Los huevos pardos son más sanos que los huevos blancos:

Los especialistas aseguran que más allá del color del cascarón del huevo, no hay diferencia nutricional entre los huevos pardos y los huevos blancos. El color del huevo depende del tipo de gallina, en tanto que el intenso color de la yema depende de la alimentación que ha recibido el ave.

huevos-blancos-marrones

 

Muchos piensan que los huevos marrones son más sanos que los blancos porque son más costosos, pero lo que hace a los huevos marrones potencialmente más caros es más bien el tamaño (las gallinas que ponen los huevos marrones son más grandes que las que ponen los huevos blancos, por lo que resulta más oneroso darles de comer). Asimismo, algunos aseguran que las yemas de los huevos marrones son más intensas en color que los huevos blancos, pero el color del cascarón no puede predecir la intensidad del color de la yema, ya que dependen del tipo de comida que reciben las gallinas, es decir, mientras más maíz consumen, más amarillas serán las yemas.

31) Tocar un sapo puede causar verrugas:

Las verrugas, pequeñas áreas de piel endurecida que normalmente tienen una superficie abultada y que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo (en los niños por lo general lo hacen en las manos, pies y cara) son causadas en la gente por un virus conocido como el virus del papiloma humano. Este virus no afecta a los animales con verrugas y, ciertamente, no a los sapos, cuyas manchas y pliegues que supuestamente son tomadas por verrugas en realidad son glándulas.

sapo

 

Por lo demás, existen varias diferencias entre las ranas y los sapos. Las ranas tienen una piel suave y húmeda, que a menuda se ve viscosa. Los sapos, en tanto, son más secos, con una piel áspera que se ve muy llena de baches, los cuales son tomados erróneamente como verrugas. De aquí nace entonces el mito de que una persona que toque un sapo tendrá verrugas, algo totalmente descartado por la ciencia.

32) Los hombres piensan en el sexo cada siete segundos:

Uno de los mitos que rodean al género masculino asegura que los hombres piensan en el sexo con demasiada frecuencia. Cada siete segundos, según algunos. Sin embargo, los científicos sostienen que esta afirmación es una exageración, pues, si sacamos la cuenta, pensar en el sexo cada siete segundos sumaría un total de 514 veces por hora. O aproximadamente 7.200 veces durante el tiempo en que se está despierto durante el día (unas 14 o 15 horas).

Hombre-pensando-en-sexo-960x623

 

Un estudio científico realizado por la Universidad Estatal de Ohio hizo un experimento con 283 estudiantes universitarios, divididos en tres grupos, y les pidieron que presionaran un aparato con un clic y registraran cada vez que pensaran en sexo, comida o sueño. En este estudio se demostró que el hombre promedio tenía 19 pensamientos sobre sexo al día, una cifra mayor que la de las mujeres, que registraban aproximadamente 10 pensamientos al día. Sin embargo, los hombres también tenían más pensamientos sobre la comida y el sueño, lo que sugiere que quizás los hombres son más propensos a tener impulsos complacientes en general.

33) La lectura en la oscuridad daña la vista:

Seguramente si alguien fue sorprendido por sus padres leyendo un libro a oscuras o con poca luz, se le advirtió que este hábito podía causar daños irreversibles a su visión. Sin embargo, contrariamente a lo que se cree, no hay evidencia empírica de que leer con poca luz haga daño a la vista. La lectura con una linterna en la oscuridad no afecta la visión, aunque sí hace difícil la lectura. Cuando forzamos los ojos, nuestras pupilas se dilatan para adaptarse a las condiciones necesarias del lugar donde nos encontramos, ya que la visión es una maquinaria en extremo compleja y sofisticada que se adapta a las condiciones externas del ambiente, en este caso leer con poca luz.

leer en la oscuridad

 

El ojo contienen dos tipos de receptores: los bastones y los conos, que se encargan de regular la cantidad de luz que debe pasar para iluminar. Los conos nos permiten leer y ver los colores, mientras que los bastones son las células fotorreceptoras de la retina que capturan el movimiento en la visión periférica, y son tan sensibles que pueden detectar la energía de un sólo fotón, por lo que son las responsables, por tanto, de que sea posible la visión en condiciones de poca luminosidad. Resumiendo, leer con poca luz no causará ningún daño a los ojos, aunque la persona si puedes llegar a sentir la vista cansada.

34) Una moneda tirada desde un rascacielos puede matar a un peatón:

Algunos aseguran que si de desde lo alto de un rascacielos lanzáramos una moneda hacia abajo podríamos matar a un peatón en caso de acertarle en plena cabeza, aunque se trata de otra leyenda urbana. Un objeto que cae desde una altura experimenta una aceleración constante durante toda su caída como efecto de la gravedad, de modo que el impacto contra el suelo sería en teoría formidable, sin embargo, hay que consignar que la moneda también sufre una fuerza de frenado por el rozamiento contra el aire, que contrarresta la fuerza de la gravedad. Es decir, cuanto más rápido cae una moneda, mayor será la resistencia del aire hasta un punto en que la fuerza de la gravedad y la de resistencia se igualan, consiguiendo una aceleración cero, momento en el que la moneda alcanzará su velocidad máxima y ésta se vuelve constante (lo que se llama velocidad terminal).

Moneda

 

Así las cosas, se estima que la moneda alcanzará su velocidad terminal a los 15 metros de comenzar su caída, descendiendo entonces a unos constantes 40 kilómetros por hora, una velocidad que podría significar que la moneda, en caso de alcanzar a un peatón en plena cabeza, a lo más sólo podría causarle un ligero hematoma.

35) El champán se produjo por primera vez en Francia:

El nombre champán, que alude al célebre tipo de vino blanco o rosado espumoso que suele beberse en algunas celebraciones y Fiestas de Año Nuevo, proviene de la región de Champaña, en el noroeste de Francia. Sin embargo, este elegante brebaje no es francés, pues ya era conocido por los romanos con el nombre de “vinum titillum” y por el pueblo germano de los burgundios.

Champán

 

En el siglo XV el champán era conocido por este nombre en París, aunque no en su región de origen, donde el término champagne designaba a las tierras baldías. Por esta misma época, el champán era llamado “vino del diablo” o “saltatapones” debido a que su efervescencia hacía que las botellas estallaran y los tapones saltaran. Fue el monje francés Dom Pérignon, de la abadía benedictina de Hautvillers, el que en 1670 introdujo una serie de cambios, tales como la selección de la uva, el corcho cónico sujeto con una grapa metálica y las botellas de vidrio más grueso para evitar los estallidos y que los tapones saltaran. A pesar de los muchos esfuerzos del monje, el origen de las burbujas del champán continuó siendo un misterio hasta que Louis Pasteur estudió la fermentación en el siglo XIX.

36) El universo es de color negro:

Muchos piensan que el color del universo es tan oscuro como la noche, pero desconocen que la mayoría de las estrellas del Universo se formó hace unos 5 billones de años, y en el pasado habrían aparecido más brillantes y más azules. Con el tiempo, fueron mutando de color azul a amarillo y del color amarillo al beige. Por ello, gracias a estas estrellas envejecidas, el color del universo ha cambiado con el tiempo gradualmente, pasando del azulado a un tono rojizo.

color universo

 

En el año 2002 Karl Grazeburg e Ivan Baldry, dos astrónomos de la Universidad norteamericana John Hopkins, tras analizar los colores emitidos por la luz de 200 mil galaxias, llegaron a la conclusión de que el color dominante en el Universo era un color que fue bautizado como “café con leche cósmico”, aunque también se barajó el nombre de “unibeige” (universo + beige).

37) San Patricio, santo Patrón de Irlanda, era irlandés:

San Patricio, el misionero cristiano que actualmente es conocido como el Santo Patrón de Irlanda, ya que es considerado el introductor de la religión cristiana en esa isla, en realidad no nació en Irlanda, sino que en Escocia en el año 387. Cuando Patricio tenía 16 años fue hecho prisionero durante una incursión de los piratas escotos, siendo trasladado a Irlanda y esclavizado. En ese lugar estuvo cautivo 6 años, tiempo en el que dispuso de un maestro y muy probablemente aprendió a hablar irlandés, hasta que, según él mismo cuenta en sus escritos , un sueño le anunció que su libertad estaba próxima y un barco le estaba esperando, por lo que decidió escapar y caminó unos 300 kilómetros a la costa sur de Irlanda, lugar donde efectivamente encontró un barco, cuyo capitán tras tres días de navegación lo llevó de regreso a su tierra natal.

sanpatricio

 

Años más tarde, San Patricio se acabaría convirtiendo en predicador del Evangelio en Irlanda, isla que en esos tiempos se encontraba dividida en numerosos clanes sometidos a la poderosa autoridad de los druidas. San Patricio formaría un clero local y varias comunidades cristianas, respetando las tradiciones y costumbres propias de sus habitantes. Conocido como “El Apóstol de Irlanda”, murió hacia el año 461 a causa de su vejez. Una tradición irlandesa le atribuye a San Patricio la hazaña de haber librado a la isla de Irlanda de serpientes, hecho que curiosamente es verdadero, pues actualmente Irlanda es la única región de las islas británicas donde no existen estos ofidios silvestres.

38) El béisbol se inventó en Estados Unidos:

Algunos historiadores afirman que el béisbol, uno de los deportes más tradicionales y populares del gran país del Norte, no nació en Estados Unidos sino que en la isla de Cuba. Las crónicas de los primeros marinos españoles que llegaron a la isla en 1492 relatan que vieron a los nativos practicar un juego llamado batos, que consistía en golpear una bola de resina con un leño de madera, acompañado de una danza llamada areito.

beisbol

 

Pero, en estricto rigor, existen varias evidencias de que se han practicado juegos con un palo y una bola desde el inicio mismo de la civilización, ya que las antiguas culturas de Persia, Egipto y Grecia practicaron estos juegos como forma de diversión y como parte de ciertas ceremonias. Posteriormente, juegos de este estilo se extendieron durante la Edad Media por toda Europa y se popularizaron en varias formas, siendo introducidos por los europeos en sus colonias de América alrededor del siglo XVI.

39) El cerebro es de color gris:

El cerebro humano, centro del sistema nervioso que se encarga tanto de regular y mantener las funciones del cuerpo así como de ser el órgano donde reside la mente y la conciencia del individuo, es un órgano muy complejo que se encuentra protegido por el cráneo. La mayor parte lo constituye la corteza cerebral, una capa de tejido neuronal plegado que cubre la superficie del prosencéfalo. Amplios e importantes en el cerebro son los lóbulos frontales, que están asociados con funciones ejecutivas, tales como el autocontrol, la planificación, el razonamiento y el pensamiento abstracto.

Cerebro

 

A pesar de ser conocida como “materia gris”, lo que ha llevado a muchos a creer que es de ese color, la verdad es que la corteza del cerebro es de un color beige rosado debido a la profusión de vasos sanguíneos, y de color ligeramente blanquecino en el interior, debido a una proteína grasa de color blanco llamada mielina. Si bien el cerebro tiene un tejido de color gris que contiene las neuronas, cuando una persona muere, la falta de riego hace que se cerebro se vuelva de color gris oscuro.

40) El día solar tiene 24 horas exactas:

La ciencia ha acuñado como medida de tiempo una unidad artificial llamada “día solar medio”, cuya duración, efectivamente, es siempre de 24 horas. Sin embargo, el día que medimos con nuestro reloj, a diferencia del día natural determinado por la salida y puesta del Sol, tiene una longitud constante. Y lo denominamos día solar medio, porque es el promedio de las duraciones de todos los días solares del año. En consecuencia, los días solares reales son a veces más cortos y a veces más largos que el día solar medio.

24 hrs

24 hrs

El día solar real, o intervalo entre dos pasos sucesivos del Sol por un mismo meridiano, pasa de un mínimo de 23 horas 59 minutos y 39 segundos en septiembre a 24 horas y 30 segundos en diciembre. Esta variación, igual para todos los puntos de la Tierra, no tiene nada que ver con las estaciones, que son opuestas en los hemisferios norte y sur. La duración de un día solar verdadero, entonces, varía a lo largo del año, debido a que la órbita terrestre es una elipse, con lo cual la Tierra en su movimiento de traslación se mueve más veloz cuando se acerca al Sol y más despacio cuando se aleja de él. Debido a esto, el día solar más corto es el 15 de septiembre, mientras que el día solar más largo es el 22 de diciembre, tanto el Hemisferio Norte como en el Hemisferio Sur.

Más sobre Mitos y Enigmas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X