Los 20 mitos más famosos e increíbles en la historia de los Mundiales de fútbol (II)

La famosa frase de Carlos Dittborn en 1962 y el cabezazo de Zidane a Materazzi en el 2006 se siguen recordando hasta hoy.

Guía de: Mitos y Enigmas

Desde 1930, los Mundiales de fútbol, un evento que cada cuatro años paraliza el planeta, han ido llenando la historia del futbol de mitos, anécdotas y hechos insólitos.

Después de la primera entrega, a continuación les presentamos la segunda parte de “Los 20 mitos más famosos e increíbles de los mundiales de fútbol”:

11) La vuelta olímpica nació antes de los mundiales:

Se cree que la tradicional vuelta olímpica que realizan actualmente los equipos de fútbol para festejar un título nació no en un Mundial, sino en los VIII Juegos Olímpicos de París, cuando la por entonces desconocida selección de fútbol de Uruguay ganó las Olimpiadas tras imponerse 3-0 sobre Suiza en el torneo olímpico de fútbol. Se dice que el público parisino se puso del lado uruguayo y los celestes, para agradecérselo, dieron una vuelta completa al campo saludando a los aficionados, generando una tradición futbolística que aún permanece.

Mitos famosos Mundiales fútbol

 

El fallecido escritor uruguayo Mario Benedetti recordaría que “cuando ganamos las Olimpíadas, en París, la gente no podía creer que un país tan chiquito, que casi no estaba en los mapas, saliera campeón”.

12) Las dos pelotas de la final del Mundial de 1930:

Otro mito asegura que la primera final de un Mundial, disputada el 30 de julio de 1930 en el estadio Centenario de Montevideo entre las selecciones de Uruguay y Argentina, se jugó con dos pelotas. Cada selección habría traído su propio balón y el árbitro belga John Lagenus decidió que el primer tiempo se jugase con la argentina y el segundo con la uruguaya, que era un poco más grande.

Mitos famosos Mundiales fútbol

 

Cuando terminó el primer tiempo, Argentina, que había jugado con su pelota, se fue al descanso con ventaja en el marcador (2-1), pero cuando debieron jugar con la pelota uruguaya en el segundo tiempo los charrúas se impusieron por 4-2, conquistando así su primer título mundial de fútbol.

13) El jugador francés que fue fusilado por apoyar a los nazis:

Después del Mundial de Uruguay 1930, el capitán de la selección francesa, Alexander Villaplane, al parecer habría seguido haciendo noticia, pero esta vez fuera de la cancha. El mito afirma que en los años 30’ Villaplane se involucró en varios escándalos de corrupción y en los años 40’ apoyó a las fuerzas nazis que invadieron su país después del estadillo de la Segunda Guerra Mundial.

Mitos famosos Mundiales fútbol

 

Se cuenta que el ex jugador incluso fue nombrado “Untersturmführer” (jefe de asalto de la SS) y lideró una brigada compuesta por fascistas franceses del Norte de África, que entonces era colonia francesa. Apodado ‘SS Mohammed’, Alexander Villaplane habría muerto fusilado en 1944 por miembros de la resistencia gala.

14) El trofeo al cielo:

Otro mito futbolero asegura que los brasileños, cuya selección es la única que ha ganado cinco veces la copa del mundo de fútbol, atribuyen el rito de elevar la Copa por encima de la cabeza al defensa Hilderaldo Luiz Bellini, el capitán de la selección campeona en Suecia 1958. Según habría relatado Bellini, quien fallecería el año 2014, la idea surgió cuando, una vez recogido el trofeo, un enjambre de fotógrafos se abalanzó sobre él para fotografiarlo y los más lejanos le conminaron a que levantase la copa.

Mitos famosos Mundiales fútbol

 

De todos modos, una estatua a la entrada del estadio Maracaná inmortalizó ese momento, que muestra a Bellini encaramado sobre un globo terráqueo, levantando la Copa Jules Rimet con la mano derecha mientras en la izquierda sostiene un balón.

15) La Copa no se toca antes de jugar la final:

Otro conocido mito del fútbol asegura que ningún jugador de fútbol puede tocar la Copa del mundo antes de una final, porque le traerá mala suerte a su respectiva selección. En la final del Mundial de Sudáfrica 2010, por ejemplo, las selecciones de España y Holanda, que habían llegado a la final, ingresaron a la cancha desde la salida de los vestuarios y se encontraron cara a cara con la Copa del mundo, que estaba puesta sobre una pequeña tarima.

Mitos famosos Mundiales fútbol

 

El arquero de España, Iker Casillas, a sabiendas que la Copa estaba al alcance de todos los jugadores y de todo aquel que quisiera tocarla, había tenido la precaución de decirles a sus compañeros de equipo: “la Copa ni se mira ni se toca”. Su advertencia surtió efecto, pues los jugadores españoles le hicieron caso y, después de ganar el partido con un gol de Andrés Iniesta, lograron levantar su primera copa del mundo de fútbol.

16) El arquero Barbosa y las consecuencias del “Maracanazo” de 1950:

La final del mundial de 1950, disputada entre Brasil y Uruguay, se jugó el 16 de julio en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, frente a unos 200 mil espectadores, la mayor cantidad de espectadores jamás reunida para presenciar un partido de fútbol.

Los principales diarios de Rio de Janeiro, tomando en cuenta que Brasil con sólo un empate podía titularse campeón, ya tenían sus primeras planas impresas celebrando por anticipado el triunfo del equipo local. El periódico “O Mundo”, por ejemplo, colocaba en su portada “Brasil Campeão Mundial de Futebol 1950″. Y ya se habían dispuesto carrozas adornadas en Río de Janeiro para encabezar un auténtico carnaval de festejos, mientras se habían vendido más de 500 mil camisetas con la inscripción “Brasil Campeão 1950”.

Mitos famosos Mundiales fútbol

 

Pero las cosas no salieron bien para los brasileños. Pese a que Friaca abrió la cuenta para Brasil al minuto 47’, el uruguayo Schiaffino empató a los 66’ del partido y su compañero Alcídes Ghiggia convirtió el 2-1 para Uruguay al minuto 79′, decretando la sorpresiva victoria charrúa, que el mundo conocería como el “Maracanazo” de 1950. Años después, el mismo Alcides Ghiggia de visita en Brasil pronunciaría una frase que reflejó la repercusión del “Maracanazo” tanto para Brasil como para el fútbol mundial: “Solo tres personas fuimos capaces de silenciar el Maracaná; el Papa Juan Pablo II, Frank Sinatra y yo”.

Los mitos sobre las consecuencias de ese histórico partido se repiten hasta el día de hoy. Se cuenta que después del match se produjeron varios suicidios de fanáticos en el país de la samba mientras varios jugadores quedaron marcados de por vida por el resultado, como los zagueros Bigode (desbordado por Ghiggia en los dos goles uruguayos) y Juvenal (quien falló en ambas coberturas). Se cuenta que Bigode, de hecho, pasó dos años encerrado dentro de su casa y sólo salía para ir a entrenarse. Sin embargo el que habría vivido un verdadero calvario hasta el día de su muerte fue Moacir Barbosa, el arquero de la selección de Brasil.

Mitos famosos Mundiales fútbol

 

Se cuenta que una vez una madre con su hijo se encontraron con Barbosa en plena calle y la mujer lo apuntó con el dedo: “Ése -le dijo la madre a su hijo- es el hombre que hizo llorar a doscientos millones de brasileños”. Abandonado y sumido en la pobreza, antes de morir en el 2000 Barbosa habría alcanzado a decir: “La pena máxima en Brasil por un delito son 30 años, pero yo he pagado toda mi vida por lo que hice”.

Después del impactante “Maracanazo” de 1950, además, Brasil cambiaría la indumentaria blanca que usaba hasta ese momento por su actual vestimenta, con medias blancas, pantalones azules y la inconfundible camiseta verdeamarela.

17) La famosa frase de Carlos Dittborn y el intérprete que hablaba 25 idiomas en el Mundial de Chile 1962:

El mito asegura que el presidente de la Federación de fútbol de Chile, Carlos Dittborn, en el contexto del congreso de la FIFA en Lisboa para escoger la sede del Mundial de 1962, justificó las razones por los cuales Chile debía ser el organizador del certamen y allí habría pronunciado la histórica y famosa frase con la que remató su discurso: “Porque no tenemos nada, queremos hacerlo todo”. Sin embargo, algunos aseguran que Dittborn no pronunció la frase en la reunión de la FIFA en Portugal sino que la pronunció posteriormente en una entrevista con un medio local.

Mitos famosos Mundiales fútbol

 

Como sea que fuere, Dittborn se salió con la suya y Chile finalmente fue el organizador del Mundial de 1962, que ganaría la selección de Brasil, con Garrincha como la gran estrella del certamen.

Mitos famosos Mundiales fútbol

 

Otro mito asegura que antes de que arrancara ese Mundial, en nuestro país sólo había intérpretes para los idiomas más populares, como el inglés, el francés, el alemán y el italiano. Los organizadores, buscando intérpretes que hablaran otros idiomas, dieron con un joven llamado Segundo Sánchez, que les contó que había aprendido 18 lenguas leyendo diccionarios y revistas. De inmediato lo contrataron, pero resultó que Sánchez se había equivocado: no hablaba 18 idiomas, sino que 25.

18) Los hinchas coreanos que no eran tales en el Mundial de Sudáfrica 2010:

Antes de asistir al Mundial de Sudáfrica 2010, en su segunda participación en una Copa del Mundo, la selección de Corea del Norte tenía un pequeño problema. Ante la dificultad de los aficionados norcoreanos para salir de su país, debido al autoritario régimen político que aún gobierna esa nación, y el gran coste económico que implicaba costearse un viaje de Corea a Sudáfrica, parecía que la selección oriental se iba a presentar sin hinchas que alentaran al equipo.

Mitos famosos Mundiales fútbol

 

El mito afirma que, aprovechando sus excelentes relaciones con la China comunista, el gobierno coreano contrató a un grupo de actores chinos para que se hicieran pasar por hinchas de la selección asiática. De ese modo, a los ojos del mundo, Corea del Norte acudió al Mundial de Sudáfrica acompañado de cientos de aficionados, aunque estos, como se mencionó, no habrían sido coreanos sino chinos.

19) El color de recambio de la camiseta de Alemania:

La selección de fútbol de Alemania, llamada por los aficionados y la prensa deportiva de su país con el nombre de “Die Mannschaft” (“el equipo”) es curiosamente el único equipo de fútbol del mundo que usa, en dos de sus uniformes, colores que no salen en su bandera oficial. El mito afirma que el color verde, que usó en la final del Mundial de México 1986, es un tributo que el país germano hizo a Irlanda, el primer país que invitó a los alemanes a jugar después de la Segunda Guerra Mundial.

Mitos famosos Mundiales fútbol

 

En cuanto a su clásica indumentaria de camiseta y medias blancas con pantalones negros, la explicación es mucho más sencilla. Viene de la vieja bandera imperial de Prusia, formada por un fondo blanco con dos filetes negros arriba, y con un águila negra imperial sobre un fondo de ese color.

Mitos famosos Mundiales fútbol

 

20) El cabezazo de Zidane a Materazzi en la final del Mundial Alemania 2006:

Durante la final del Mundial de Alemania 2006, disputada por las selecciones de Francia e Italia, el defensa italiano Marco Materazzi le realizó una estricta y molesta marcación al mediocampista francés Zinedine Zidane, el cerebro del equipo galo. Sin embargo, durante la transmisión, millones de espectadores en todo el mundo quedaron sorprendidos cuando en un momento del partido el correcto y talentoso jugador francés le propinó un violento cabezazo al pecho de Materazzi, quien cayó de inmediato al césped. Zidane fue expulsado de inmediato por el árbitro e Italia acabaría ganando el Mundial después de una definición a penales.

Mitos famosos Mundiales fútbol

 

¿Qué fue lo que gatilló la violenta reacción de Zidane? El mito afirma que ante los continuos agarrones de camiseta de Materazzi, Zidane le habría dicho burlonamente que si quería su camiseta, se la podía dar una vez que terminara el partido. El defensa italiano, ante ese comentario de “Zizou”, le habría contestado: “Prefiero a la puta de tu hermana”, dichos que habrían desencadenado la airada reacción del futbolista galo.

Más sobre Mitos y Enigmas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X