Inicio » Mujer »

Cinco soluciones a los errores más comunes cuando se administra el dinero en pareja

Hay relaciones que se terminan por infidelidades, otras por “incompatibilidad de caracteres” y no son pocas las que ven el punto final cuando los problemas de dinero no se pueden superar.

Guía de: Mujer

Cuánto y cómo se gasta en pareja es un tema que no sólo preocupa a las “revistas del corazón”, el diario económico español Expansión hizo una revisión de las soluciones a los errores más comunes de las parejas a la hora de administrar el dinero.

Lo primero es tener claro que si eres tú quien tiene que pagar el 50% de los gastos a la otra persona, unifica todos los pagos en un solo ingreso el primer día de cada mes, y trátalo como si fuera el pago de un arriendo o la gran cuota de una multitienda. Los primeros meses puede que sea difícil pero no pasará mucho tiempo para que se transforme en un hábito y tu pareja dejará de preocuparse por recibir el dinero a tiempo.

dinero pareja

Foto: Internet

Como segunda opción, tener cuentas separadas y compartir una para los gastos comunes es otro factor que puede ayudar en la distribución de la responsabilidad financiera en la pareja, aumentando también la intimidad (financiera) de cada uno. Así, con el excedente que te quede después de abonar lo acordado puedes darte algún “gustito”.  Ahora bien, si los ingresos de cada uno son muy desiguales, lo mejor es definir el porcentaje del sueldo que se va a aportar a la cuenta común para ser realmente justos.

Cuidado con los imprevistos

En tercer lugar se recomienda tener cuidado con los imprevistos económicos, porque al ser dos, éstos económicos se duplican… El despido de uno de los miembros de la pareja, por ejemplo, puede ser motivo más que suficiente para que la economía personal se tambalee. ¿Cómo podríamos mejorar esto? Con un fondo de emergencia que te proteja de gastos imprevistos (un despido, una enfermedad, un choque, etc…). En este punto, los expertos recomiendan tener ahorrado lo suficiente como para poder cubrir gastos equivalentes a un período de tres a seis meses.

En cuarto lugar hay que definir objetivos de ahorro común, para evitar que el derrochador malgaste y el tacaño abrume con la idea de ahorrar. Ocurre que una buena forma de afrontar la disparidad de visión sobre los gastos dentro de la pareja es establecer objetivos de ahorro en común: un viaje, comprar un auto o tener una guagua, son metas en común que los motivarán a ajustarse al presupuesto consiguiendo muy buenos resultados. Recuerden eso de que “la unión hace la fuerza”.

Y finalmente definir al menos una o dos veces al año para hablar de dinero en pareja. Dado que los flujos monetarios pueden experimentar variaciones relevantes en períodos de tiempos prolongados, se recomienda establecer  en el calendario una fecha para revisar las finanzas de la pareja, reformular  objetivos en común y ajustar el presupuesto a las nuevas circunstancias.

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X