Inicio » Mujer »

¿Cómo hacer de los mordiscos de Luis Suárez un juego de seducción?

Más que una agresión, un mordisco en el lugar adecuado, con la presión debida y en el contexto propicio puede ser una muy buena opción para las parejas.

Guía de: Mujer

Para aquellas que tienen novios tipo Luis Suárez, el polémico jugador uruguayo que se hizo famoso por dar un mordisco en el mundial, los entendidos aseguran que la práctica que le costó una fuerte sanción al deportista, puede convertirse en una importante arma de seducción.

Lo primero es tener claro que en el sexo no hay nada escrito. Para elevar la líbido no es necesario limitarse a los besos, las caricias, la estimulación o recurrir a un sexshop. La naturaleza ha provisto a los seres humanos de boca, labios y dientes, para que los empleen como “juguetes sexuales”.

mordiscos-suarez

Y es que los mordiscos pueden transformarse en una de las prácticas que más placer pueden otorgar, cuando se sabe llevarla a cabo adecuadamente.

En general, se puede mordisquear a la pareja en casi todo su cuerpo, exceptuando los ojos, el labio superior y la lengua, ya que éstas son algunas de las zonas más sensibles que podrían salir seriamente dañadas.

Así una premisa básica si quieren imitar a Luis Suárez, pero en la cama, es: “Todo lugar donde no puedas arañar tampoco debes morder, ni con amor ni con pasión”.

Sin embargo, es importante aclarar que esta práctica no tiene tintes sadomasoquistas, pues aunque el mordisco necesita ser sostenido para que llegue a ser placentero, nunca debe sobrepasar el umbral del dolor.

El origen de este juego erótico, se remonta a la India, pues una marca de arañazo o mordisco era una forma de demostrar las habilidades del buen amante. Luego del encuentro amatorio, a la mañana siguiente, cada cicatriz ganada con la boca del otro era una señal de orgullo, un reflejo de la pasión que ambos habían compartido, un signo que estaban deseosos de exhibir.

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X