Inicio » Mujer »

El importante aporte que realizaron tres mujeres durante la independencia de Chile

Aunque los libros destacan más a los varones, las féminas de esa época tuvieron un rol clave apoyando la emancipación del país.

Guía de: Mujer

Si bien en los registros de la primera Junta Nacional del gobierno sólo aparece la participación de varones, las mujeres tuvieron un rol muy importante en la emancipación de Chile.

Conocidos son los casos de Javiera Carrera y Paula Jaraquemada. La primera por el apoyo que dio con sus hermanos a la causa patriota, incluso bordando la primera bandera del país. Y la segunda por su incondicional defensa de la independencia que la llevó a poner en riesgo su vida, escondiendo a patriotas en su hacienda de Pirque.

Sin embargo, no fueron las únicas. A continuación la historia de tres mujeres que destacaron en los árbores de la independencia por su apoyo a la patria naciente y que son menos conocidas:

Luisa Recabarren: destacó por su apoyo a la causa patriótica principalmente como anfitriona de tertulias en las que se reunían  connotados libertadores que soñaban desprenderse del orden colonial y esbozaban estrategias para lograrlo. Por ejemplo, a su casa acudía Fray Camilo Henríquez, fundador del primer periódico chileno. Los relatos históricos sostienen que muchas veces los consejos de Luisa fueron escuchados en las tertulias de su salón, explica el sitio Memoria Chilena. También se cuenta que ella demostró una gran capacidad para manejar los negocios de su esposo, el abogado Gaspar Marín, cuando éste tuvo que escapar a Argentina por su apoyo a la causa independentista.

Precisamente en esa época, los realistas interceptaron una misiva entre ambos, y la recluyeron en el Monasterio de las Agustinas. Aunque su prisión duró poco tiempo gracias al triunfo del ejército libertador.

Luisa recabarren

María Cornelia Olivares: esta joven vecina de  Chillán, enarboló un discurso político libertario, pro-patriótico y emancipador, lo que le valió la condena de los realistas y el reconocimiento ciudadano.

Un hecho que marcó su historia ocurrió en  1817, cuando en medio de los enemigos anunció públicamente la victoria de los patriotas, lo que posteriormente se concretó con victorias como Chacabuco y Maipú.

Sin embargo, aquel acto casi heroico le significó un fuerte castigo por parte de los realistas: la aprisionaron, le raparon el cabello,  las cejas, y la tuvieron expuesta en Chillán a la vergüenza pública desde las diez de la mañana hasta las dos de la tarde. Sin embargo, Cornelia Olivares soportó aquel acto abominable con inalterable firmeza de ánimo.

Este episodio también fue recordado en el decreto supremo en que el director Supremo Bernardo O”Higgins” la nombra ciudadana benemérita de Chillán. En él se destaca “su constante adhesión por el sistema patrio, le infundió tal entusiasmo en días inmediatos anteriores a la entrada del ejército restaurador de los Andes”.

Maria cornelia

Ana María Cotapos: hija de una ilustre familia del Chile colonial. Fue esposa de Juan José Carrera Verdugo, uno de los hermanos Carrera que murió al ser apresado y fusilado en Mendoza.

Además de su constante apoyo a la causa independentista, los relatos históricos dicen que era una mujer muy hermosa. Por ejemplo, la escritora, cronista y botánica británica María Graham, la describió como: «un sueño de esos que aparecen en la fantasía del romance. Sus ojos cautivaban y seducían a la vez; poseía una boca que ningún pintor ni el cincel de la escultura habría igualado en las Hebes y Gracias imaginadas por el arte».

Pero para la historiografía lo que más destaca fue su  respaldo permanente a los patriotas, a tal punto que le costó ser apresada por los realistas en un convento, al ser descubierta por apoyar la causa independentista de su marido y cuñados. Fue acusada de conspiración política en contra de la corona española y recluida en un convento en 1817. Posteriormente, con el triunfo patriota,  fue liberada y tras enviudar se casó por segunda vez con Justo Salinas.

Cotapos

Finalmente, hay que destacar que no sólo las mujeres de clase acomodada eran partidarias de un Chile independiente, las de las clases de menores recursos también respaldaban la idea de salir de la subordinación de la corona. En ese sentido, las mujeres más humildes daban su apoyo a los patriotas como costureras, enfermeras, etc.

 

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios