Inicio » Mujer »

Ella tan solo quería unas pestañas soñadas a un bajo costo, pero lo perdió todo: Que no te pase

La periodista Cynthia Marafanti tuvo una experiencia muy desagradable que vale la pena conocer.

Guía de: Mujer

Tener unas pestañas largas, relativamente frondosas y ondeadas es el sueño de muchas mujeres, tanto así que la industria de la belleza lo sabe y continuamente crea nuevos productos que puedan cumplir con estas expectativas.

Sin embargo, como en todos los tratamientos de belleza hay que tener cuidado y cerciorarse de la calidad del servicio, si no, podría ocurrirles lo que le pasó a la periodista Cynthia Marafanti, quien tuvo un accidente desagradable luego de alargar sus pestañas. Y terminó viendo cómo las que tenía naturalmente caían después del tratamiento.

pestañas

La historia la contó ella misma a un medio brasileño: “Hace 15 días que me sometí a este procedimiento con los cilios de alambre. Fue lo peor que pude hacer. Esta mierda deja las pestañas duras, y cuando se cae, lleva las reales consigo. Al menos crecen de nuevo”.

Ocurre que los métodos tradicionales que hemos conocido hasta ahora para tener pestañas hermosas están compartiendo espacio con una tendencia que implica técnicas de alargamiento con cilios, la que promete una mayor longitud y volumen.

Todo parecía muy simple a la hora de hacerse el tratamiento: “Sólo hay que evitar mojarlas con agua caliente, no usar desmaquillante, la aplicación dura bastante. Evite tirar o arrancar las pestañas postizas, para no arrancar las propias”, recuerda Cinthia que le  dijo la profesional que se las aplicó. Pero no fue tan fácil.

Para realizar este proceso se necesita analizar los párpados, limpiar la zona y eliminar los residuos de maquillaje, máscara para pestañas, lápiz de ojos o cualquier contaminante.

Posteriormente se aplica una cinta adhesiva lo más cerca posible de la raíz de las pestañas, para que el pegamento no moleste al ojo. Después se coloca el pegamento y el falso hilo, al que se le añaden más hilos para formar las pestañas.

Sin embargo, no parece ser tan inocua y, según se recoge a partir de la opinión de distintas asociaciones médicas, ya se han advertido las consecuencias que conlleva la aplicación de pestañas postizas y Cynthia fue una víctima más, ya que al cabo de unos días no sólo vio caer sus pestañas falsas, sino también las que tenía naturalmente.

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X