Inicio » Mujer »

Investigadores canadiense descubren por qué las mujeres se toman las selfies desde lo alto

Analizando perfiles de Tinder descubrieron también que la mitad de los usuarios, sin importar el sexo, se hacen las “selfies” de manera frontal.

Guía de: Mujer

Las mujeres se hacen “selfies” situando el teléfono más alto que sus cabezas, mientras que los hombres lo hacen al revés. Así lo descubrieron investigadores de la Universidad de Saskatchewan, en Canadá.

El grupo de especialistas estudió más de 900 perfiles de Tinder de ambos sexos y establecieron un patrón. En su investigación, recogida por el diario Daily Mail, detectaron que la mitad de los usuarios se hacen los “selfies” de manera frontal, sin distinción de sexos.

selfie

Pero por un lado, el 40% de los hombres se hace el “selfie” situando el teléfono por debajo de su rostro, cuando en el caso de las mujeres el porcentaje es sólo del 16%. En cambio, el 25% de las mujeres se hace las fotos desde arriba, en comparación con  el 16% de los hombres. ¿Cuáles son los motivos?

Según los investigadores, las mujeres prefieren la perspectiva en plano picado porque acentúa sus rasgos faciales y disimulan mejor cualquier muestra de sobrepeso. En cambio, los hombres prefieren el contrapicado porque parecen más altos y su mandíbula parece más pronunciada, un rasgo de masculinidad.

Cabe recordar que sacarse muchas selfies es un síntoma que presentan las personas que tienen una baja actividad sexual, según concluyó un estudio realizado por la Universidad Wageningen, en Holanda.

Pero el análisis de los resultados no se queda allí y detalla que la mayoría de las personas que recurren a las selfies en realidad lo hacen para ocultar su inseguridad.

El trabajo, que estuvo a cargo de Christyntjes Van Gallagher, se realizó el año pasado con el nombre “La fotografía de las dificultades y la soledad”.

Los investigadores analizaron 800 casos de adictos a las selfies y, según contó Gallagher, los resultados son más que alarmantes, pues se determinó que el 83% de los sujetos investigados no tiene una vida sexual activa.

“Los adictos al selfie evalúan su nivel de bienestar en la imagen que construyen de sí mismos, utilizando las tecnologías para manipular la imagen real que obtuvieron de sí mismos y así poder vender algo que no existe, sin entender que la vida no es un photoshop”, concluyó Gallagher.

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X