Inicio » Mujer »

La actuación salvó a Emma Stone de un complejo problema: Su inspiradora historia

Aunque ha aprendido a manejarlo, la premiada actriz aún sufre el inconveniente que la llevó a las tablas.

Guía de: Mujer

¿Qué hacer con una niña de seis años que sufre crisis de pánico y ansiedad? Dejar que se desarrolle y se dedique a la actuación. La receta parece ser poco ortodoxa, pero fue lo que le funcionó a los padres de Emma Stone.

La propia protagonista del esperado film de Disney “Cruella” reveló la verdadera razón de por qué se dedicó a ser actriz. Cuando Emma tenía seis años, comenzó a sufrir severas crisis de pánico. La primera de ellas tuvo lugar cuando estaba de visita en la casa de una amiga, empezó a pensar que se estaba incendiando, y de verdad sufrió como si eso realmente pasara.

cruella

Este problema se fue agudizando, impidiendo actividades tan comunes como ir de visita a jugar con amiguitas. Entonces, dentro de la terapia -que también incluyó tener un cuaderno de dibujo para dejar ahí sus temores- los especialistas recomendaron que la pequeña tomara clases de teatro. Así lo hizo, y a los 14 años decidió que quería dedicarse completamente a ello.

Entonces partió a Los Ángeles, vivió con otras aspirantes y pasó todas las penurias de las chicas que buscan una oportunidad en la meca del cine. Fue de la mano del director Judd Apatow, quien le sugirió teñirse cobriza, para no ser una más de las rubias que tomaban parte en los casting. Así Emma se convirtió en parte del elenco de Supersalidos (2007).

Y desde ahí hasta filmar de la mano de Woody Allen pasó poco. El legendario director de cine ha dicho de ella: “Es encantadora, bella, proyecta su inteligencia, mantiene su juventud. Es perfecta. Genial. Lo tiene todo. Canta, baila, es sexy, dramática y cómica. En resumen, adorable”.

Emastone

Sin embargo, a pesar de su éxito, las crisis de pánico y la angustia aún la acompañan. Por ejemplo, cuenta que cuando en 2016 caminó al escenario para recibir el Óscar como mejor actriz por “La La Land”, lo hacía temblando y sudando profusamente, como si algo malo fuese a suceder. Ello a pesar que cada día tiene más herramientas para sobrellevar su problema.

Emma Stone ha aprendido a llevar su trastorno gracias a la meditación y la terapia, y considera que el diálogo en este aspecto ayuda mucho. “Si puedo hacer algo para decir ‘Hey, te entiendo y estoy contigo y puedes salir a la calle y perseguir tus sueños y tener relaciones geniales con otras personas’, espero poder hacerlo”, aseguró a medios internacionales.

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios