Inicio » Mujer »

La conmovedora historia de la profesora que adoptó a su estudiante más problemático

Chelsea Haley, maestra de 26 años, se convirtió legalmente en la madre del alumno más conflictivo y desordenado de su clase.

Guía de: Mujer

Todo comenzó cuando la joven maestra Chelsea Haley empezó a enseñar en una organización sin fines de lucro el año 2013. Allí notó inmediatamente que Jerome era el chico más conflictivo, regularmente era suspendido de clases e incluso estuvo cerca de hacer que Haley renunciara.

Sin embargo, la maestra empezó a desarrollar un sentimiento de compasión por el estudiante, que tenía un hermano de sólo un año, descubriendo con el tiempo que era la única persona que lograba calmarlo. Transcurridos los dos años que dura la experiencia con esta entidad, los directivos pidieron a la joven que se mantuviera en el cargo por la seguridad del niño.

Fuera de la clase, Haley descubrió que las condiciones de vida de Jerome y su hermano menor eran de extrema pobreza. Ambos vivían en una casa humilde con sus abuelos y su madre, quien padecía depresión tras la muerte de dos parientes cercanos.

La joven Chelsea relató al medio The Independent que “era una situación de tragedia la que vivían ambos hermanos, a eso se suman otros conflictos que se enfrentan al vivir en la pobreza”.

4

Una noche la educadora, que es muy religiosa, aseguró haber tenido un sueño donde Dios le pidió hacerse cargo del cuidado de ambos niños. Al día siguiente, el propio Jerome fue a su oficina y le preguntó si, junto a su hermano, podían vivir con ella.

Tras juntarse con la familia, Haley tuvo la oportunidad de conocer a la madre de los niños, quien le pidió llevárselos con ella para darles mejores oportunidades. De esta forma, la mujer se fue a vivir a Georgia junto a los pequeños.

Meses después, Chelsea Haley obtuvo la custodia total de los dos niños e inició una vida con ellos en la ciudad de Marietta.

La joven asegura que los dos chicos tienen un pasar muy próspero con ella, además que el pequeño Jerome nunca más fue suspendido de clases, lo cual la tiene muy orgullosa.

“Nunca tuve en mente ser madre a los 24 años de edad, menos de dos chicos. Me parece increíble estar a cargo de un chico que fue mi alumno de 12 años de edad y su hermano que apenas tenía un año en ese entonces”.

Por otro lado, Jerome mantiene un excelente registro de notas en su último año académico. “Creo que este chico realmente merece una beca para ir a la universidad en el futuro”, relató en Facebook su orgullosa madre adoptiva.

5

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X