Inicio » Mujer »

La desconocida vida de Laura Rodig: Artista, activista y revolucionaria

Pintora, escultora y comprometida con causas sociales, la también pareja de Gabriela Mistral es una de las figuras más destacadas en el mundo del feminismo en Chile.

Guía de: Mujer

Laura Rodig es una de las pintoras y escultoras más destacadas de nuestra historia. Su visión única del arte como una forma de expresión social la llevó a formar parte de la influyente generación del 28 en Francia, pero su legado abarca mucho más que eso.

Nacida en Los Andes el 7 de junio de 1896, bajo el nombre de Laura Pizarro. Siendo muy  joven ingresó a  la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile donde se desarrolló como artista bajo la tutela de Pedro Felipe Íñiguez, marido de la renombrada escultora Rebeca Matte. Allí, tuvo la oportunidad de aprender de maestros como el escultor Virginio Arias Cruz y compartir aulas con artistas destacados como Samuel Román y Tótila Albert.

Sin embargo, su tiempo en la escuela fue turbulento, ya que fue expulsada debido a unas caricaturas que realizó de Virginio Arias. Afortunadamente, el maestro Fernando Álvarez de Sotomayor intercedió en su favor, lo que le permitió continuar su formación en un taller adyacente a la escuela.

En 1916, en su ciudad natal, Laura conoció a la renombrada escritora Gabriela Mistral, con quien entabló una relación sentimental. Esta relación la llevó a recorrer ciudades como Punta Arenas y Ciudad de México junto a la poetisa.

laura rodig2

Fue en México en 1922, en plena efervescencia de la posrevolución, cuando Laura Rodig experimentó un giro crucial en su vida. Actuando como secretaria de Gabriela Mistral, tuvo la oportunidad de sumergirse en el movimiento muralista y relacionarse con figuras destacadas como Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros. Este viaje dejó una profunda impresión en su obra, así como en su compromiso político y su creencia en la importancia de la educación popular.

En 1924, Rodig se trasladó a Madrid, España, donde exhibió su serie “Tipos Mexicanos” con gran éxito. Su trabajo impresionó tanto a la Junta del Patronato del Museo de Arte Moderno de Madrid  (actual museo Reina Sofía) que adquirieron una de sus obras, convirtiéndola en la primera artista latinoamericana en ingresar a dicha colección.

De regreso en Chile en 1927, Laura Rodig continuó su labor artística y se involucró como comisaria en diversas exposiciones colectivas en Santiago y otras ciudades del país. En 1929, recibió una beca del gobierno chileno para estudiar pintura mural en París. Durante su estancia en la Ciudad Luz, se unió al grupo conocido como la Generación del 28, influenciada por movimientos vanguardistas como el cubismo y el expresionismo.

laura rodig

Laura Rodig dejó un legado significativo, tanto en el mundo del arte como en su activismo. Fue una militante del Partido Comunista, defensora de la causa mapuche, detractora de la dictadura de Franco en España, integrante del Socorro Rojo Internacional y del Movimiento Pro Emancipación de la Mujer Chilena (MEMCH). Apoyó los derechos de la mujer, incluyendo el derecho al aborto, la lactancia de las mujeres obreras y el sufragio femenino.

Para tener clara la visión de Rodig en relación al arte es bueno recordar el telegrama que envió a Gabriela Mistral, recién galardonada con el Premio Nobel de Literatura en 1945. En esta escribió: “Lo que el alma hace por su cuerpo, es lo que el artista hace por su pueblo”.

Estas palabras, asociadas en su autoría a Gabriela Mistral y escritas en su epitafio en Montegrande, dan cuenta del pensamiento y actuar de Laura Rodig.

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios