Inicio » Mujer »

La trágica historia de las hermanas Mirabal y el nacimiento del día contra la violencia de género

Las "Mariposas" fueron brutalmente asesinadas y hoy son la imágen de la resistencia contra la violencia hacia la mujer.

Guía de: Mujer

Fueron asesinadas hace casi 60 años atrás por la policía secreta dominicana; María Teresa, Patria y Minerva, se convirtieron así en un símbolo para las mujeres oprimidas, que provocó la declaración del Día Internacional para Eliminar la Violencia contra la Mujer por parte de la ONU, el 25 de noviembre.

“Si me matan, sacaré los brazos de la tumba y seré más fuerte”, dijo Minerva Mirabal a principio de los 60 para advertir lo que todos sabían; el dictador Rafael Trujillo planeaba matarla, tarde o temprano.

hermanas-mirabal.jpg_1718483346

Imagen de Infobae

El pueblo dominicano lo llamó por algún tiempo el “padrecito”, pero poco a poco se fue esfumando el apodo; Trujillo gobernó llenando de crímenes y miedo al pueblo dominicado desde agosto de 1930 hasta la noche del 30 de mayo de 1961, cuando fuer asesinado a tiros en la carretera. Los responsables de su muerte, tuvieron distintas motivaciones; en defensa a su país, por miedo a ser el siguiente en ser asesinado por su régimen, y por venganza de a quienes ya había dado muerte.

Enrique Mirabal, padre de “las Mariposas”, era un exitoso empresario que se vio en la ruina gracias a la tiranía de Trujillo. Fue entonces como tres de sus hijas se unieron a la resistencia: María Teresa, Patria y Minerva. Bélgica Adela, más conocida como Dedé, fue la única que se salvó por no ser participe.

La oposición se llamaba “14 de junio”, por una fracasada insurrección contra el dictador ese mismo día de 1959. Las cárceles clandestinas eran el mayor miedo, donde muchas veces fueron a parar Minerva y María Teresa (ambas con casadas y con hijos). Fueron torturadas como todos ahí, pero además brutalmente violadas.

Dictador Rafael Trujillo. Imagen de Infobae.

Dictador Rafael Trujillo. Imagen de Infobae.

Una de aquellas veces que terminaron en la cárcel, significaría su condena final. Pero ellas aun no lo sabían, y sus esposos tampoco. En 1960, ellas y sus esposos fueron condenados a 3 años de prision por “atentar contra la seguridad del Estado”.

El 9 de agosto, Trujillo ordenó que las dos mujeres fueran liberadas, no así sus esposos. El teniente Víctor Alicino Peña Rivera, recuerda en su libro de memorias según Infobae, que recibió ordenes exactas de lo que había que hacer con las hermanas Mirabal:

“Hay que disponer el traslado a Puerto Plata de los esposos de las hermanas Mirabal. La justificación del traslado será el descubrimiento de armas clandestinas dirigidas al movimiento que ellas encabezan. La idea es que ellos nos ayuden a determinar si las personas apresadas son miembros de ese movimiento. Una vez terminado esto, les puedes decir que serán regresados de nuevo a Salcedo. Una vez trasladados les prepararás una emboscada en la carretera a las hermanas Mirabal. Deben morir. Se simulará un accidente automovilístico. Ese es el deseo del jefe”, refiriéndose a las órdenes de Trujillo.

Fueron tres intentos, los dos primeros simplemente no se llevó a cabo el plan porque según ellos, viajaban con niños. Aún así, el 25 de noviembre de 1960 se desató la tragedia cuando viajaron solo el Chofer, Rufino de la Cruz,  y Patria, quienes fueron interceptados y obligados a subirse a otro vehículo. Desde ahí partieron rumbo a la casa de Minerva y María Teresa para secuestrarlas.

“Después de apresarlas, las condujimos al sitio cerca del abismo, donde ordené a Rojas Lora que cogiera palos y se llevara a una de las muchachas. Cumplió la orden en el acto y se llevó a una de ellas, la de las trenzas largas, María Teresa. Alfonso Cruz Valerio eligió a la más alta, Minerva, yo elegí a la más bajita y gordita, Patria, y Malleta al chofer, Rufino de La Cruz. Ordené a cada uno que se internara en un cañaveral a orillas de la carretera, separadas todas para que las víctimas no presenciaran la ejecución de cada una de ellas. Traté de evitar este horrendo crimen, pero no pude, porque tenía órdenes directas de Trujillo y Johnny Abbes García. De lo contrario, nos hubieran liquidado a todos”.

(Testimonio de Ciriaco de la Rosa, uno de los asesinos, ante el tribunal, junio de 1962).

Ese mismo día, el 25 de noviembre de 1960, aparecieron en el fondo de un barranco, los cuerpos de Minerva, María Teresa y Patria, dentro de un jeep, junto con el del conductor, Rufino de la Cruz. Fueron asesinados, golpeados con palos inumerables veces mientras aun agonizaban, esto, para simular heridas por un supuesto accidente en auto.

En 1999, la ONU declaró ese día como el “Día internacional para Eliminar la Violencia contra la Mujer”.

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X