Inicio » Mujer »

Las cinco cosas que los hombres más odian en las mujeres

Los caballeros se quejan de muchas actitudes de las mujeres, dicen que hablamos hasta por los codos, que compartimos chismes. ¿Qué es lo que más detestan?

Guía de: Mujer

En uno de los artículos anteriores les comenté sobre  las cosas que las mujeres odiamos de los hombres, pero como hay que reconocer que nosotras tampoco somos blancas palomas, me puse a investigar sobre lo que ellos detestan de nuestro género. Y la verdad que encontré más de un estudio al respecto. En general todos repiten cinco actitudes femeninas claves que los señores no toman con simpatía.

Los celos: por más que nosotras pensemos que estos sentimientos son una manera de reavivar la relación o mostrar interés por el otro. La verdad es que no los agradecen y más aún les molesta tenernos al lado preguntando ¿De dónde la conoces? ¿Por qué te saludo tan amable? ¿Quién te llama a esta hora?

Cosas molestas mujeres

Imagen: Alfredo Cáceres

La locuacidad es una de las cosas de las mujeres que molesta a los hombres.

El pelambre femenino (chismes): (ojo no lo digo yo, lo dicen los “expertos”)  según diversas encuestas, para los caballeros no hay nada menos agradable que nosotras hablando de otras mujeres. Aun cuando ellos no les tengan simpatía. Les molesta profundamente que comentemos lo mal que le queda el pelo a alguien o lo pasada de moda que está su ropa, sin importar quien sea…ni hablar si la dama en cuestión es su madre.

Nuestra locuacidad: los hombres prefieren el discurso breve y no sólo cuando ellos  emiten el mensaje, también cuando lo escuchan. La verdad que no disfrutan ninguna historia que dure más de cinco minutos. Cambiar esto es un gran desafío, porque nuestro cerebro concibe fácilmente cada detalle, y lo peor es que nos encanta expresarlos.

La emotividad: está bien que una película nos haga llorar, pero eso de emocionarnos hasta con un comercial, la verdad que a los caballeros no les agrada mucho. Menos aun cuando la causa de nuestro cambio anímico tiene que ver con cosas que para nosotros son desastres -pero para ellos no tienen importancia- como que se nos rompa una uña o se nos pierda un arito.

Los pedidos constantes de cariño: a los hombres nos les agrada para nada el hecho que estemos frecuentemente solicitando caricias, arrumacos u otros gestos que nos hagan sentir queridas. Precisamente por eso último, porque ellos odian sentir que son el soporte emocional de nuestras vidas…pueden serlo, pero hay que hacer lo humanamente posible para que no se den cuenta de ello.

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X