Inicio » Mujer »

Las siete mujeres más malas de la historia universal

No está de más revisar que a veces las mujeres no somos tan buenas.

Guía de: Mujer

Nada peor que una esposa despechada o una madre que es capaz de cualquier cosa por un hijo, incluso matar. Esos argumentos los podemos escuchar a diario, pero además, la historia mundial cuenta con mujeres sangrientas en varios de sus capítulos, hazañas y episodios.

Por ejemplo,  Elizabeth Báthory, una famosa asesina en serie húngara del siglo XV. Ella secuestraba a campesinas de la aldea, las asesinaba y se bañaba en su sangre, pues creía que así se mantendría joven y hermosa.

Mujeres más malas

Más conocida es la mítica Dalila, la que utilizó sus encantos para enamorar a Sansón, quien seducido confesó que el secreto de su fuerza estaba en su cabellera. Ella lo durmió y le cortó el cabello, lo que permitió a los filisteos, dominarlo, sacarle los ojos y llevarlo a Gaza.

Mujeres más malas

Un clásico de la maldad femenino es Cleopatra. Esta mujer utilizó su belleza para lograr todo lo que se proponía, fue amante de los poderosos de su época Julio César y Marco Antonio. Pero además tenía su cuota de maldad bien desarrollada: se apoderó del trono de Egipto después de que su hermano, se ahogara en el Nilo.

Mujeres malas

 

Vietnam también aporta con una malvada en la historia universal, Madame Ngo Dinh Nhu. Conocida como La Dama Dragón, quien  demostró su perversidad cuando en los años 60 se burló del monje Bonzo, Thich Quang Duc, quien se autoinmoló en respuesta al asesinato de budistas. “Aplaudiría por ver otro espectáculo en el cual un monje se convirtiera en barbacoa”, dijo la entonces primera dama de Vietnam y a partir de esa frase se ganó el apelativo con el que pasaría a la historia.

Mujeres más malas

Y cuando se habla de perversidades femeninas, el veneno y las mujeres parecen ser buenos aliados. Tanto Catalina de Médici como Lucrezia Borgia lo supieron muy bien durante su vida. La primera fue Reina de Francia e intentó reconciliar a católicos y protestantes, con el matrimonio de su hija, y el jefe opositor, Enrique de Navarra. Ante la intransigencia de ambas religiones envenenó a casi toda la corte que acudió a la boda. Los Borgia, en tanto, eran el símbolo de la política maquiavélica, especialmente Lucrezia, debido a su característica costumbre de maldecir y envenenar a sus enemigos.

Mujeres más malas Mujeres más malas

Finalmente, una malvada más moderna es Bonnie Parker, amante de Clyde Barrow, con quien formó una de las parejas más famosas de los años 30 en Estados Unidos, y no precisamente por buenos. Juntos  robaron  bancos y fueron responsables de algunos de los asesinatos más sangrientos de la Gran Depresión.

mujeres más malas

 

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X