Inicio » Mujer »

Ley de Murphy: Las peores cosas que le pueden pasar a una mujer

Conoce situaciones críticas en que “si las cosas van mal, siempre pueden ir peor”.

Guía de: Mujer

La ley de Murphy es quizás uno de los principios más conocidos y uno de los más simples:  “si las cosas van mal, siempre pueden ir peor”. Sin embargo, dado que la forma de ver, actuar, sentir e interpretar el mundo es bien distinta para hombres y mujeres, esta Ley nos afecta de manera distinta, también.

Precisamente de cómo nos toca sufrir en este mundo se trata el libro “Leyes de Murphy sólo para mujeres” de Ana Von Rebeur, escritora, dibujante y conductora de radio y Televisión.

Foto: Internet

En concreto, este libro describe cómo las mujeres debemos estar siempre preparadas ante lo más inesperado que el destino pueda depararnos. Ejemplos de estas situaciones hay muchos, partamos por la peluquería, típico que una se corta el pelo, queda mal y tarda más en crecer. O peor aún te tiñes rubia y al llegar a casa resulta que te enteras que a tu marido siempre le gustaste con tu tono anterior.

O bien cuando piensas que te hiciste un corte a la moda, tus amigas te resaltan el carácter “ochentero” de tu look… claro si sacaste el modelo de la última edición que compraste de la “Miss 17”.

Ahora bien, la Ley de Murphy no se circunscribe a la peluquería, hay mucho más. En cuanto a las tallas y lo que queremos comprar, por ejemplo. Típico que si algo te gusta, no hay tu talla. Si te gusta y tienen tu talla, no te queda bien. Si te gusta, tienen tu talla, te queda bien, es muy caro.

Superado todo eso, entras al probador y…la vendedora siempre abre la cortina cuando estás completamente desnuda. Y si eso no ocurre está preguntando cada 10 segundos “¿cómo le queda? ¿se lo probó? ¿Le busco otro?

Y a la hora de trabajar…las cosas también pueden ir peor. Típico que por un inconveniente te atrasaste y tu jefe que siempre llega al menos hora después que tú, justo ese día aparece temprano y se da cuenta de tu retraso. Ni hablar que cuando archivas un papel y sabes dónde está, nunca lo necesitas; si no lo archivas, de seguro lo necesitarás. Ojo que lo mismo ocurre a veces con los correo electrónicos…Ley de Murphy (sólo para mujeres).

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X