Inicio » Mujer »

“María Tifoidea”: El extraño caso de la mujer que estuvo más de 20 años en cuarentena

Como portadora pasiva de la tifoidea, Mary Mallon fue condenada.

Guía de: Mujer

¿Un par de semanas en casa y te parece mucho? Bueno, las cosas siempre pueden ser peor. Mary Mallon es una mujer irlandesa que debió pasar 23 años en cuarentena. Sí, leíste bien, más de dos décadas sin salir, hasta el día de su muerte.

Su historia tiene aspectos de una novela policial y de terror, de cierto modo. Todo empezó con un contagio familiar de tifoidea en una mansión en Long Island (Estados Unidos), donde vacacionaba la familia de un banquero estadounidense. Ahí la hija menor de la familia Warren, dos empleadas domésticas, un jardinero, una hermana de la niña y la señora Warren, la madre, fueron diagnosticados con tifoidea.

Esto no sólo significaba un dolor, por el problema de salud que implicaba, sino una vergüenza, porque hasta ese minuto el tifus era considerado una “enfermedad de pobre”, que no atacaba la clase alta.

maria tifoidea

El dueño de la mansión donde vacacionaban los Warren contrató un especialista para buscar el origen del brote. Se trataba del doctor George Souper, quien investigó los alimentos, el agua, todos los suministros y nada. Entonces dio con una cocinera irlandesa avecindada en Estados Unidos que había renunciado días antes que comenzara a agudizarse la enfermedad.

El galeno le siguió la huella a los trabajos anteriores de la mujer y en todos había ocurrido lo mismo: un brote de tifoidea y ella renunciaba.

La encontró precisamente en la casa de una adinerada familia cuya hija agonizaba a causa de la tifoidea. Sin embargo, no fue fácil para Souper hacerla que se sometiera a exámenes. La idea era determinar si era la portadora asintomática de la enfermedad.

Souper tuvo que recurrir a una colega suya: Josephine Baker. Esta se hizo acompañar por la policía para poder detener a la mujer y examinarla.

Tras pasar por el hospital la trasladaron a una isla alejada, donde se mantuvo por tres años. Posteriormente fue liberada de su condena por un juez y pudo volver a su vida normal bajo una condición: no desempeñarse como cocinera.

La mujer trabajó en empresas de aseo de diversas instituciones y no se supo nada más de ella, hasta 1915. Entonces un brote de tifoidea afectó una maternidad de Manhattan. Nuevamente George Souper fue a investigar la situación y antes que cualquier otra pesquisa se dirigió a la cocina del lugar: ahí estaba Mary Tifoidea trabajando como cocinera.

Esta vez la mujer fue apresada y llevada a la Isla North Brother, donde permaneció 23 años hasta el día de su muerte. Ella  nunca aceptó extraerse la vesícula biliar donde se alejaba la bacteria causante de la enfermedad que la convertía en una portadora pasiva.

La conmovedora historia se hizo tan conocida que incluso el recordado Anthony Bourdain escribió un libro sobre esta cocinera: “Typhoid Mary”. Además, la propia BBC de Londres elaboró una miniserie sobre esta mujer, producida y protagonizada por Elizabeth Moss, llamada “Fever”.

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios