Inicio » Mujer »

Mujeres chilenas y gastos en cosméticos, razones de un fenómeno en alza

Hoy el ítem cuidado personal ocupa un lugar destacado en el presupuesto de las mujeres de nuestro país, incluso más que el vestuario en algunos casos.

Guía de: Mujer

Sale más barato vestirla que comprarle cremas, con esa frase resumía un conocido la adicción de su mujer a cuanto ungüento se encontraba en cualquier tipo de tienda. Y ojo que no es un fenómeno aislado.

Es cosa de darse una vuelta por alguna farmacia o supermercado –ni hablar de una multitienda- para darse cuenta que las chilenas actualmente consumimos más productos de belleza que hace unas décadas.

El fenómeno partió hace tiempo. Muestra de ello es que ya en 2008, según cifras de Nielsen,  la canasta de productos que registró más lanzamientos en Chile fue justamente la de cosméticos, cremas, fragancias, etc. “Debido a la naturaleza innovadora de los productos que se incluyen en higiene personal, ésta fue la canasta que generó más lanzamientos, concentrando un 38% del total, aclaró en esa ocasión Elisabeth Müller, Gerente General de The Nielsen Company.

Mujeres cosméticos

Foto: Agencias

La razón de este fenómeno nace con la concepción de una mujer independiente, que hoy piensa más en obtener un título universitario, luego cursar un post grado (incluso viajar al extranjero a estudiar), que en casarse y tener hijos.

Los primero síntomas de este cambio vinieron con el incremento del ingreso per capita como país, luego el acceso al crédito y de ahí hubo sólo un paso a que los centros comerciales se llenaran de mujeres buscando lo último de la moda, los maquillajes más exclusivos y los más connotados estilistas.

Buenos salarios

Por estos días, eso del “asesor de imagen” no está circunscrito a las estrellas de la televisión, ni a destacadas empresarias. Profesionales jóvenes, con buenos salarios se dan el lujo de contratar uno. Ni hablar de los diseñadores, si bien no es que recurran a los más tradicionales, la nueva ola de emergentes,  unida a la billetera más engrosada de las féminas de este país, hace que no pocas hayan renunciado al trajecito de dos piezas y se hayan decidido por tener “su diseñador”.

Y ojo que cuando hablamos de diseño no sólo nos remitimos a los que se ocupan del vestuario. Conozco mujeres de buen pasar, que no necesariamente tienen una exorbitante situación económica, que por ejemplo cuenta con los servicios de un señor que les crea joyas especialmente para ellas.

Ni hablar de la manicure, el spa y el cuidado del cabello. Esos son, hoy por hoy, básicos que cruzan sin distinción clases sociales. En definitiva, las mujeres chilenas están más cuidadas y preocupadas por la belleza…y por lo tanto, más lindas.

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X