Inicio » Mujer »

Nadya Suleman, la mujer que tuvo octillizos y tuvo que convertirse en actriz porno

Al sumar un total de catorce hijos la mujer se vio obligada a trabajar como bailarina. Un hecho inesperado la obligó a cambiar de vida.

Guía de: Mujer

nadia

Nadia durante su embarazo y a la derecha, sus ocho hijos.

En 2009, Nadya Suleman acaparó portadas en todo el mundo tras anunciar que tendría octillizos gracias a la fecundación in vitro. Ella ya tenía seis hijos, por lo que las críticas no se hicieron esperar. Milagrosamente, los niños nacieron sin problemas de salud, pero su madre seguía enfrentando el debate que se generó en torno a ella.

En ese momento la mujer se encontraba sin trabajo ni pareja, por lo que su estabilidad para cuidar de los bebés fue puesta en tela de juicio. Hace unos días, Suleman concedió una sincera entrevista donde no sólo habló de su pasado como stripper y estrella porno, sino que también sobre su decisión de tener 14 hijos, la que considera que fue “tonta, inmadura y egoísta”. “Todos los días me despertaba con el sentimiento más feo y visceral dentro de mí”, señaló a Daily Mail.

“Me vi forzada a hacer cosas que no quería hacer porque estaba aterrorizada de no poder mantenerlos, apoyarlos y darles la vida que merecen”, enfatizó. Fue así como comenzó a trabajar en un strip club. La situación era tan precaria, que desarrolló una depresión y comenzó a mezclar medicamentos con alcohol.

3124-octomom

“No quería estar ahí, pero luego pensé en mis hijos y simplemente tuve que seguir adelante”, reconoció. Mientras trabajaba como stripper, se le acercó un extraño que la convenció de cambiar su vida. “Me cogió de la mano, me agarró del brazo y me dijo de una manera muy amable pero firme: ‘No tienes que hacer esto’. Lo repitió cinco veces. No pude controlar las lágrimas que corrían por mi rostro. Tuve esa fea sensación de náuseas. Miré hacia abajo por un momento, levanté la vista y él se había ido”, recordó.

“Desde ese momento supe que tenía que ser saludable de nuevo. No quería que mis hijos no tuvieran una madre”, afirmó. Su vida hoy es radicalmente distinta y regresó a vivir a su ciudad natal en Orange County donde trabaja con mujeres en situación de vulnerabilidad. Y aunque viven con lo justo, está agradecida. “Yo sólo quería tener muchos niños. Pero no puedo imaginar mi vida de forma diferente”, dice. “Mi vocación era ser mamá y soy feliz de estar en casa con los niños. Sabía que cuando hiciera esto estaría sacrificando una vida social. Pero eso está bien porque no soy social”, finalizó.

Nadya Suleman, hoy.

Nadya Suleman, hoy.

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X