Inicio » Mujer »

¿Qué debe hacer una mujer para lograr un aumento de sueldo?

El día de la conversación, adopta una actitud ganadora. Sonríe, muéstrate motivada y sé firme, pero no agresiva.

Guía de: Mujer

¿Quién en medio de una ardua jornada laboral no ha pensado: pucha que tengo pega, necesito más plata, debería ganar más por esto? Lo cierto es que esos argumentos difícilmente van a convencer al que tenga que dar el visto bueno a nuestro incremento salarial. Los expertos recomiendan que si queremos pedir un aumento de sueldo (después de al menos un año de trabajo) lo hagamos de forma más racional que emocional.

Lo primero que dicen que hay que hacer es informarse sobre cómo está el mercado en general, cifras de desempleo, remuneraciones para cargos similares, etc. La idea es ver a nivel general si la compañía y el mercado están en un buen momento para darte más renta.

Sueldo mujeres

Foto: Internet

Luego elegir la instancia adecuada para conversarlo con quien corresponda, ojo, la evaluación anual puede no ser un buen momento, porque todo el mundo pide más plata en esa instancia.  Los expertos hablan de algunos hitos como haber alcanzado un objetivo relevante en la compañía, haber entregado un proyecto importante, haber incrementado las ventas a niveles inusuales, etc. También, después de un cambio de puesto o de una atribución de nuevas responsabilidades.

Luego, aconsejan, definir tres ideas centrales que respalden tu solicitud. Redáctalas, que sean breves, memorízalas y ensáyalas antes. Junto con eso, anticipa las reacciones de tu interlocutor, qué puede preguntar, qué puede contra argumentar, etc. La idea es prepara respuestas  para que no te pillen desprevenida.

El día de la conversación, adopta una actitud ganadora. Sonríe, muéstrate motivada y sé firme, pero no agresiva, escucha a tu interlocutor con atención, no compares tu sueldo con los de tus compañeros y no amenaces con renunciar si no te suben el sueldo.

Habla de los aportes que tú realizas a la empresa y los logros o cambios que has conseguido, por último habla de cifras sin imponer la suma –lo normal es que los reajustes vayan entre un 5% y 15% aseguran los especialistas-, deja que sea tu interlocutor quien te ofrezca un monto.

Si te dicen que no, antes de correr a llorar al baño a llorar, negocia posibles ventajas como vacaciones adicionales, flexibilidad horaria, etc. Pide nuevas responsabilidades que te permitan en uno o dos años obtener mayor salario y si en seis o 12 meses no ha cambiado nada, decide si es el lugar dónde quieres estar. Si te dicen que sí…celebra.

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X