Inicio » Mujer »

¿Recuperar la figura perfecta post parto o disfrutar la maternidad? Intenso debate entre las madres

Tras considerar hasta una cirugía plástica para recuperar la silueta que tenía antes de dar a luz a sus tres hijos, una bloguera australiana asegura que por el bien de los retoños es mejor olvidarse del sobrepeso post parto.

Guía de: Mujer

Más de alguien me ha contado que le han preguntado luego de tener un hijo ¿cuándo nace la guagüita?  o ¿estás de nuevo embarazada? Y para horror de la destinataria en muchos casos se trata de mujeres que tuvieron hace meses, o incluso más de un año, el descendiente.

Y es que el tema de la figura post embarazo es para muchas un dolor de cabeza, salvo casos excepcionales como Kate Middleton que lucía flaquísima tras dar a luz a su primogénito el príncipe George  –aunque mi madre aseguró que “igual se le ve algo de guatita todavía-.

Maternidad peso

Foto: Jade Beall

La situación es que en muchos casos es tal la presión que se autogenera la mujer por recuperar su estado físico anterior al embarazo, que eso le termina causando problemas y ansiedades, bastante nocivas para una madre reciente.

Como una forma de revelarse a esto y de paso contestar a María Kang (32) quien instigaba a las mujeres a tonificar su cuerpo tras los embarazos, bajo el título: “What’s your excuse?” (¿Cuál es tu pretexto?). La bloguera australiana Taryn Brumfitt  escribió una columna titulada “Querida María Kang, esta es mi excusa”.

Allí, la mujer de 35 años explica que su “pretexto” para no estar “en forma” tras tener a sus tres hijos es que desea vivir una vida equilibrada. “He tenido el cuerpo (casi) perfecto y no es todo lo bueno que parece ser”, asegura.

Brumfitt cuenta que después de dar a luz sintió muchos deseos de que su silueta volviera a ser la de antes, incluso evaluando una cirugía plástica. Pero luego cambió de opinión: “Si seguía con todo esto, ¿qué estaré transmitiendo a mi hija sobre la imagen corporal? ¿Cómo le enseñaré a amar su cuerpo?”, señala.

Después de eso, se inscribió en un concurso de figura deportiva, para lo que se sometió a un entrenamiento intensivo de 15 semanas. Consiguió una anatomía delgada y tonificada, pero llegó a la conclusión que había un costo emocional y físico muy alto.

La mujer afirma que no aboga por la obesidad, sino que en su lugar promueve buscar el equilibrio, la moderación y la salud emocional.

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X