Inicio » Mujer »

Reuniones virtuales disparan las consultas por cirugías plásticas: ¿Cuáles son las más pedidas?

Más que un real problema estético en muchos casos lo que ocurre es que la cámara de los dispositivos tergiversa nuestras formas.

Guía de: Mujer

No es lo mismo mirarse la cara en un espejo casualmente durante una reunión que verla durante todo el encuentro, al menos una hora, y bien de cerca, notando cada detalle, imperfección, manchita, etc. Es por eso, quizás, que las consultas por cirugías plásticas se han incrementado en el último tiempo, luego de la masificación de las reuniones virtuales a causa del Covid.

Si bien no hay cifras oficiales, un reporte de la BBC  indicó que en el centro de Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y Australia se ha registrado un incremento de pacientes que buscan tratamientos estéticos. Puntualmente  las personas consultan masivamente por relleno de  labios, bótox, estiramientos faciales y rinoplastias. En tanto que en España los especialistas aseguran que las consultas se han duplicado.

Cirugías-plásticas-y-terapias-estéticas-viven-un-boom

En general, alrededor de gran parte del mundo, las clínicas hablan de listas de esperas inauditas con respecto al año anterior, claro que entonces estábamos casi todos encerrados.

¿Por qué ocurre esto si nos veníamos viendo al espejo desde siempre? Los especialistas hablan de que las reuniones virtuales nos han llevado a vernos (realmente) desde otro ángulo. En realidad, como explican en un paper al respecto  Shauna M. Rice, Emmy Graber y Arianne Shadi Kourosh, lo que ocurre es que en la vida real no nos miramos todo el tiempo, mientras que en las videollamadas eso sí es posible.

Además, la distancia de la cámara web no ayuda mucho.  Las mencionadas especialistas recuerdan en su documento que un estudio descubrió que un retrato tomado a 30 centímetros de distancia aumenta el tamaño percibido de la nariz en un 30% en comparación con el que se toma a 1,5 metros. Las cámaras web, que inevitablemente graban a distancias focales más cortas, tienden a producir una cara más redondeada en general, ojos más abiertos, y nariz más ancha.

De ahí que antes de pensar en un bisturí haya que reconocer las limitaciones de las cámaras web y comprender que, en el mejor de los casos, son una representación defectuosa de la realidad.

cirugia-estetica-y-videoconferencia

En una entrevista con Harpers Bazaar’s el dermatólogo Corey Hartman de la clínica Skin Wellness (Alabama) aseguró que a causa de las videollamadas “vimos cómo nuestros rostros tomaban formas que nunca antes habíamos visto. Nuestras expresiones exponían líneas, pliegues y asimetrías desconocidas. Nos vimos a nosotros mismos desde una nueva perspectiva y fue totalmente revelador”.

Cabe precisar que antes de la irrupción masiva de las reuniones virtuales, los psicólogos ya habían constatado en múltiples ocasiones el vínculo entre la predominancia del uso de las redes sociales y el aumento de los trastornos de autoimagen. Esto especialmente en mujeres que buscan que su apariencia real se pareciera mucho más a la que producen los filtros y los retoques fotográficos.

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios