Inicio » Mujer »

Tres aplicaciones para teminar con el ¡¡NO tengo que ponerme!!

Se acabó el clásico “no tengo qué ponerme” antes de vestirse cada mañana. También se terminó el “es que eso lo uso siempre”, aduciendo a una prenda que aún tiene el precio colgando.

Guía de: Mujer

En este mundo de Iphone, Ipad y otros dispositivos, existen distintas aplicaciones que nos permiten ver en  la pantalla cuál será el mejor look para ese día, en vez de bucear en las inmensidades del ropero.

Y como si fuera poco, muchas de esas herramientas tienen calendarios para planificar por ejemplo, el vestuario para toda la semana; mantienen un registro separado de lo que es para el fin de semana y lo que es para trabajar; o bien determinar que llevar en la maleta cuando viajamos para lucir bien y optimizar espacio;  además, claro, de compartir en redes sociales los looks favoritos.

Aplicaciones ropa

Foto: clothapp.com

La más famosa de ellas es Cloth. ¿Cómo funciona? Es cosa de fotografiar las tenidas que existen en nuestro armario y subirlas a esta herramienta, compatible con dispositivo IPad, IPhone y Android, tiene un valor de US$ 1,99.  Entre sus particularidades destaca el que gracias a una asociación que hizo  con wunderground.com, aporta datos meteorológicos en línea, para ayudar en la elección de la indumentaria y no pasar frío o calor.

Otra alternativa es Pose, que con un interfaz similar al de Instagram –también necesitamos fotografiar todo-, permite incorporar todas las imágenes de nuestro clóset, y al igual que Cloth hace posible mantener un stock de look diarios, registrando cuándo fue la última vez que se usó una prenda.  Además, tiene un sistema de etiquetado que otorga la posibilidad de guardar cada artículo indicando la categoría a la que pertenece y su marca. Es  una aplicación gratuita a la que incluso se puede ingresar utilizando la cuenta de Facebook (para Android e IOS).

Finalmente, la promesa es tener un libro de estilo, y se encuentra en Stylebook. Una aplicación, que además de llevar un registro de todo lo que tenemos cuanta con un inventario de la cantidad de dinero que hemos invertido en el armario, cosa no menor. Junto con lo anterior termina con el típico reclamo masculino “si eso nunca te lo pones”, ya que lleva  un registro de cuántas veces usamos una prenda. Y más aún, indica cuáles son las más gastadas y cuáles las menos utilizadas. Es algo así como un acusete de lo que en verdad ocurre con nuestro clóset.

Cómo ven hoy contamos como un ayuda tecnológica a la hora de enfrentar el desafío que significa para una mujer vestirse cada mañana.

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X