Inicio » Mujer »

Tres formas de vengarse de una infidelidad: La dolorosa revancha de las mujeres

El dolor de una infidelidad puede llevar a algunas mujeres a tomar actitudes tan extremas como las que recoge este artículo.

Guía de: Mujer

No nos hagamos las lesas…quién no ha tenido la conversación entre mujeres –tal vez con algunos grados de alcohol encima- acerca de cómo vengarse del “patán” aquel que engaño a una de las contertulias.

Ideas como, aceite de batería en la pintura del auto, poner un aviso de venta de su domicilio para que lo molesten por varios días y otras más violentas hemos escuchado (o dicho) más de alguna vez, pero de ahí a llevarlas a la práctica hay mucho camino.

vengarse-infidelidad

La venganza de Ryan Fitzgerald

Sin embargo, la historia de las curiosidades del mundo de las relaciones de pareja da cuenta de personas más atrevidas que uno, las cuales sí pusieron en práctica la malévola idea, revisemos algunas.

Gritarlo a los cuatro vientos: si bien a nadie le gusta reconocer que fue víctima de un engaño, publicarlo puede ser una buena forma de desquite. Así lo pensó una ingeniosa canadiense que contrató a una avioneta para que se paseara durante un encuentro deportivo masivo –al que asistía su ex novio- con un cartel que decía: “Scott Kelly tiene un pene pequeño”.

Dejar huella: si se tiene sangre fría y mucha sed de venganza, esta puede ser una buena forma de desquite. Ryan Fitzgerald es un tatuador profesional y fue víctima de infidelidad por parte de su novia y un amigo en común. Para superar el impasse decidió invitar a la chica a su estudio para hacerle un tatuaje que jamás olvidaría…y así fue. Cuando la joven se miró al espejo vio estampada en su espalda una gran obra de arte: un excremento gigante con moscas y todo. Fuerte.

La unión hace la fuerza: si bien esta historia es más bien antigüa no deja de sorprender por la coordinación de las afectadas y el modus operandi. Al enterarse que habían sido víctima de las fechorías de un don Juan decidieron vengarse en conjunto. La amante de ese minuto citó a su pareja en un hotel haciéndolo pensar que se reunirían a pasar una noche de amor. Pero cuando éste llegó la mujer lo desnudó, le vendó los ojos y lo sentó en una silla. Luego de unos minutos llegaron las otras tres amantes que le pegaron el pene en el vientre y le recriminaron todo lo que les había hecho. Ellas fueron procesadas por la policía, pero a pesar de eso, se quedaron felices con su venganza.

 

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X