Acecho y persecución de un puma contra un guanaco tiene sorprendente final

Notables escenas filmadas por el equipo de ISO100.

Guía de: Patagonia

salto

Captura de pantalla.

“… cuando el sol desaparece en el horizonte y la luz se vuelve más tenue, el puma despierta y empieza a moverse a los lugares de caza”, relata Guillaume Blanchard en “Puma, en busca del león chileno” para la revista Chile Indómito.

El acecho del puma

Cuando el puma está al acecho, o a identificado un animal como objetivo, camina sigilosamente y con el cuerpo muy cerca del suelo. Se detiene a cada pocos pasos, otea a su presa y continúa el avance mimetizado con el entorno. Cuando está a una distancia que considera adecuada se abalanza hincando sus dientes y garras en abrazo casi siempre mortal.

El siguiente video de ISO100 – Turismo Fotográfico, publicado el 17 de septiembre 2019, muestra una excelente perspectiva de esa característica. Se trata de un ejemplar joven, que quizás esté realizando sus primeras incursiones de caza en solitario.

Su presa preferida en la región de Torres del Paine es el guanaco. Un puma tiene que cazar un guanaco cada 3 o 4 días para sobre vivir -amplia Guillaume- pero cuando están criando, una hembra con 2 cachorros tiene que cazar más para alimentar su familia.

Selección_014

Fotografía: ISO100.outdoor

Encuentros con pumas

El gran felino americano, que habita desde la región del Yukon al norte de Canadá hasta Tierra del Fuego, huye de la presencia humana. Por temor o precaución se mantiene a prudencial distancia salvo que se sienta invadido o amenazado. Prueba de ello son los reportes de ataques de puma a humanos, por cierto muy pocos y esporádicos, pero que obliga a prestar mucha atención al circular en zonas donde habita.

Un acertijo para el final

¿Distingues el puma mimetizado con el entorno? Presta atención y luego nos comentas.

Selección_012

Fotografía: ISO100.outdoor.

Más sobre Patagonia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios