Inicio » Psicología Animal » Equipo

El gran riesgo de humanizar a nuestras mascotas: Errores comunes que afectan la conviviencia

Cuando la humanización es muy severa y olvidamos dar directrices como reglas y liderazgo, el perro pasa a ser el líder dominante en frente de nosotros.

La tendencia de humaniza a las mascotas es muy recurrente en muchos hogares.

La humanización del perro a la larga nos traerá problemas conductuales que no deberían pasar en la vida normal de un animal.

Lo único que fomentaremos sera patologías como, por ejemplo, dominio, agresividad, fobias, ansiedades etc, hacia nuestra persona, ya que el animal no actuará de forma como lo haría un perro completamente equilibrado emocionalmente.

humanizar mascotas

Foto: Internet

Explicando de forma más amplia cada ejemplo antes señalado, llevemos esto al dominio, cuando la humanización es muy severa y olvidamos dar directrices como son las reglas y el liderazgo, por ende, el perro pasa a ser el líder dominante en frente de nosotros, porque solo nos enfocamos en el afecto y no en la parte fundamental de la educación, que son los límites y disciplina. En otras palabras, el perro toma el control de la situación, ya sea en el hogar paseos etc.

En una fobia es algo similar, ya que después de una situación post traumatica fomentamos y nutrimos un mal comportamiento en base a estímulos positivos sin darnos cuenta, como son el afecto. Por ende, el perro asume que su condición de miedo al entorno o un caso puntual es absolutamente normal, por lo que sigue haciendo esta conducta de forma repetitiva.

La ansiedad

Pasando al tema de ansiedad, tenemos la famosa ansiedad por separación, que en terreno a veces son patrones similares entre un caso u otro, pero con tratamientos totalmente diferentes, ya que cada perro es único, ya sea su línea o mezcla.

Una vez en uno de los seminarios que constantemente estoy realizando por la mayor parte del país, unos estudiantes de psicología clínica me preguntaron qué diferencia hay entre psicología clínica y psicología canina, ante lo cual conteste: “muy fácil, la psicología clínica es la ciencia que investiga la salud mental del ser humano y nos ayuda a solucionar y entender mejor las patologías que podemos tener como personas para así escucharnos y, de una u otra forma, solucionar nuestro padecimiento emocional. En cambio la psicología canina es la ciencia de una de las ramas de la veterinaria que  estudia las patologías conductuales de nuestras mascotas, desarrollo de manadas y su convivencia en su entorno y conductas en general”.

Los perros no son como nosotros, actúan de forma diferente y además no nos pueden hablar; por eso, es importante saber comprenderlos y leerlos de forma adecuada.

Así como nosotros, los animales también padecen de problemas psicológicos, los cuales podemos solucionar en base a mucha experiencia, paciencia , perseverancia y sesiones de terapia conductual. En conjunto, con un trabajo de tiempo completo con el dueño del animal, que es un pilar fundamental en la rehabilitación de una mascota.

Por eso es tan importante la psicología canina para poder comprender mejor al perro, aprender a reconocer su lenguaje corporal y poder guiar y educar a los dueños cada día.

Los perros son nuestros mejores maestros, por eso tenemos que escucharlos y, lo más importante, saber con experiencia y responsabilidad entregar esta sabiduría…

Más sobre Psicología Animal

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X