Los 10 Mejores Zagueros Centrales en la Historia de la Roja

El mejor de todos, don Elías Figueroa secundado –en esta nómina- por Ascanio Cortés, Carlos Contreras y Fernando Astengo.

Guía de: Selección Chilena

Desde el inicio de las tácticas en 1872 siempre han alineado zagueros centrales, conocidos inicialmente como backs. En 1885 sus labores se especificaron y se hablaba de un back de área (antecedente del líbero) y un back barredor (una suerte de stopper jurásico). Con el establecimiento del clásico esquema de WM, los defensores netos aumentaron a tres; los que sumaron a uno más en la década del 50 con el nacimiento del 4-2-4, donde ya se habla de laterales y centrales en forma específica. Con la evolución de los esquemas, se habló formalmente de un líbero y dos marcadores. También, al haber marca zonal ambos defensores centrales se repartían las labores específicas.

En esta nueva entrega de los 10 Mejores, tal como ya se realizó con los Porteros y los Laterales Derecho, presentamos una propuesta con los 10 Mejores Zagueros Centrales Derechos que han alineado en la Roja. Con la condición que DEBEMOS ABSTRAERNOS DE SI CUMPLÍAN LA LABOR ESPECÍFICA DE LÍBERO O STOPPER, vale agregar que en la antaña nomenclatura del fútbol chileno, el número 3 identificaba al primer marcador central y también al llamado último hombre; mientras que el 5 se lo adjudicaba al encargado de marcar al centrodelantero rival.

En todo caso, en esta nómina algunos nombres han cumplido, también, la función de stopper diestro, en el esquema de tres defensas. Y antes que comiencen los reclamos, nombres de otros ilustres en el puesto como Ulises Poirrier, Raúl Sánchez y Alberto Quintano encabezarán la próxima entrega, al destacarse como los Mejores Centrales Izquierdo. Por si acaso…

ascanio_cortesASCANIO CORTÉS (13 partidos, entre 1935 y 1941) El Chano. Rápido de reacciones, con personalidad, era instintivo para ordenar el esquema desde la retaguardia. También, sobrio y frío para enfrentar las cargas antagonistas, encarnando el espíritu de lo que se da en llamar un patrón en el área. // Oriundo de Tocopilla, se ubicaba como half (volante central) pero fue en Audax Italiano donde retrocedió al área propia dándole una impronta personal a la ubicación. Su mejor época fue cuando con Cocoa Roa formaron la mejor pareja de centrales que hubo en el balompié nacional, hasta la aparición en los años 70 de Figueroa y Quintano. Ambos se complementaban perfectamente: Chano se quedaba atrás esperando, mientras que su compañero salía a marcar al centroforward rival. Era una suerte de lo que después se conoció como líbero y stopper. En la Selección Nacional conformó el binomio defensivo junto a Cotrotro Córdova. Tras su participación en el Sudamericano de 1939, fue contratado por River Plate. El cuadro millonario había logrado lo que en la víspera no había conseguido Estudiantes de La Plata, que no pudo satisfacer las necesidades económicas solicitadas en las correspondientes negociaciones. Sin embargo, el clima húmedo de la capital argentina derivó en dolencias reumáticas y ciáticas del jugador, que conspiraron contra un mejor rendimiento en el cuadro de la banda sangre. Ante tales circunstancias, retornó a Audax. Aparte del mencionado torneo continental, también alineó en las Copa América de 1935, 1937 y 1941.

arturo_fariasARTURO FARÍAS (24 partidos., entre 1950 y 1954)El Cabezón. Comenzó en el Esmeralda de Los Andes, ubicándose como entreala derecho. Fue Santiago Morning el que lo descubrió y lo trajo a la capital, formando ala con Mario Castro. Pero sólo cuando pasó a Colo Colo explotó con todas sus habilidades futbolísticas. Sin embargo, su gran cambio ocurrió para el Mundial de Brasil 1950. El técnico de la Roja, Alberto Buccicardi, lo puso como back, aprovechando su fortaleza física y visión de juego. Tenía como antecedente que en el cuadro albo se había desempeñado en esa función en algunos partidos, cubriendo los puestos vacantes por lesiones de los titulares. Era de aquellos defensores que –recurriendo al lugar común- se hacía respetar en su sector gracias a su serenidad, rapidez mental, fuerza y juego aéreo. Pero también le agregó un toque de elegancia, ya que no era de los que rechazaba sino que prefería salir con pelota dominada para iniciar un contragolpe. Además del mencionado Mundial, también alineó por Chile en el Sudamericano de 1953 y en las Eliminatorias al Mundial de Suiza 1954.

carlos_contrerasCARLOS CONTRERAS (29 partidos, entre 1959 y 1966)El Pluto. Comenzó como delantero en el equipo de la Escuela José María Irarrázaval, ubicado en la calle Conferencia. Luego, cuando pasó al Instituto Comercial Manuel Rodríguez fue dirigido por el ex atacante de la UC, Antonio Ciraolo. Paralelamente, alineaba en el Juventud Toesca. Cuando intentó ingresar a un equipo de Primera División, se probó en Colo Colo. Pero fue en Universidad de Chile donde definitivamente ancló, en 1955. Dos años después fue enviado a la Universidad de Concepción, en calidad de préstamo, para alinear en el Torneo Regional penquista. Al regresar a la capital, no pasó mucho tiempo para transitar del equipo de reservas al plantel de honor de la U. Ahí lució sus dotes de fiereza en el marcaje para cumplir con su función dentro del campo, matizada con un amor propio que suplía cualquier carencia de tipo técnico. Eso le permitió llegar a la Selección Nacional, siendo titular en la zaga junto a Raúl Sánchez en el Mundial de 1962. También alineó por Chile en las Eliminatorias al Mundial de Inglaterra 1966.

humberto_cruzHUMBERTO CRUZ (36 partidos, entre 1961 y 1970)El Chita. Surgió en el club Máximo Garay de Quinta Normal. Aparte de su fiero estilo en la marca, fue uno de los futbolistas más populares entre la hinchada, debido a la chispa con que impregnaba su forma de encarar el fútbol y su menudo físico moreno. Formado en Santiaho Morning, sólo después del Mundial en Chile pasó a Colo Colo donde no demoró en identificarse con su parcialidad, debido –justamente- a sus ingredientes como deportista. A pesar de no contar con una alta estatura, su mejor arma fue el golpe de cabeza, gracias a un desarrollado sentido de anticipación y excelentes reflejos para provocar el respectivo rechazo, con claridad en el manejo del tiempo-espacio. Se le llegó a definir como un “osado en la acción”. Además de alinear en la cita de 1962, vistió la camiseta roja en las Eliminatorias y Mundial de Inglaterra 1966; más el Sudamericano de 1967.

elias_figueroa

ELÍAS FIGUEROA (47 partidos, entre 1966 y 1982)¿Qué más se puede decir del mejor futbolista chileno de todos los tiempos, sin lugar a dudas? ¿De aquel qué fue elegido el Mejor del continente en tres años consecutivos (1974, 1975 y 1976) en tiempos en que Pelé aún estaba en escena? ¿De qué ya a los 14 años era titular en el equipo del Deportivo Liceo de Villa Alemana? ¿Del que tras destacar en su préstamo en Unión la Calera, se adueñó del puesto en Santiago Wanderers, supliendo a otro grande como Raúl Sánchez? ¿Del que tras jugar por la Roja en el Mundial de 1966 y en el Sudamericano de 1967 fue transferido a Peñarol de Uruguay, por ese entonces el club campeón del mundo? ¿De ese astro qué en Internacional de Porto Alegre es considerado casi un semidiós futbolero? ¿De ese jugador qué, tras un viaje agotador, detuvo –junto a Alberto Quintano- la ofensiva soviética en el mítico partido en Moscú, en septiembre de 1973? ¿Del que fue campeón en Uruguay, Brasil y Chile –con Palestino-? ¿De quién fue incluidoentre los diez mejores futbolistas sudamericanos y entre los mejores cuarenta del siglo XX?  ¿De quién en marzo de 2004 fue designado por la FIFA como uno de los mejores cien futbolistas de la historia del balompié mundial? ¿De quién sus pies quedaron moldeados en el llamado Paseo de la Fama del estadio Maracaná de Río, junto a las de otros astros como Pelé y el portugués Eusebio? ¿Del único futbolista chileno que alineó en tres Mundiales (1966, 1974 y 1982)?

mario_sotoMARIO SOTO (48 partidos, entre 1975 y 1985) Llegó a Magallanes procedente del club Manuel Plaza de La Cisterna. Su potencial físico, amén de su correcta técnica, le permitió ungirse como uno de los destacados defensores en la década de los 70. Sus campañas en Unión Española, donde lució clase y temperamento para imponerse en la zona –sobre todo, en la campaña del subcampeonato de la Copa Libertadores 1975-, le permitieron el salto al fútbol brasileño donde alineó por Palmeiras. Del cuadro paulista regresó para formar parte del recién formado Cobreloa. Incluso, fueron los propios mineros los que ofrecieron una parte de sus respectivos salarios para repatriarlo desde los lares del samba. En Calama se transformó en el caudillo que se esperaba de su persona: su seguridad, y la dosis de guapeza cuando correspondía le hicieron ganarse el apoyo incondicional de su hinchada y el respeto de sus rivales. Defendió a Chile en el Mundial de España 1982; en las Eliminatorias a las citas de Argentina 1978 y México 1986; y en las Copa América de 1975 y 1979.

fernando_astengo

FERNANDO ASTENGO (19 partidos, entre 1986 y 1989)El León. Formado en las divisiones inferiores de Unión Española, tenía gran eficacia en el juego aéreo, era difícil de superar en el mano a mano y se podía desempeñar como líbero o stopper. Además, colaboraba en la ofensiva buscando el centro en el área rival. Después de buenas campañas en el equipo de colonia, fichó por Colo Colo, conquistando el título nacional de 1986. Tras la corona con el equipo popular, emigró al club brasileño Gremio de Porto Alegre, con el que se adjudicó tres torneos estaduales de Río Grande do Sul (1987, 1988 y 1989).// Su rendimiento lo ungió como uno de los referentes de la Selección Chilena subcampeona continental en 1987 y que disputó, además, la Copa América de 1989 y las Eliminatorias para el Mundial de Italia 90. Pero, el escándalo del 3 de septiembre de 1989 en el estadio Maracaná dio un giro radical a su carrera. Luego que Roberto Rojas se autoinfirió la herida en la ceja izquierda, Astengo –en su calidad de subcapitán- retiró al equipo del campo lo que derivó en que la FIFA lo suspendiera por cinco años. Sin embargo, en diciembre de 1992 fue absuelto retornando a Unión Española.

ronald_fuentesRONALD FUENTES (50 partidos, entre 1991 y 2000) Preferentemente, líbero. Si bien marcaba correctamente y llegaba a los cruces con buena velocidad, además de disponer de un gran rechazo en el juego aéreo, su mejor atributo era salir jugando con elogiable frialdad. Siempre prefería entregarle la pelota a un compañero y no mandar el pelotazo, evento que causaba, incluso, la desesperación de sus propios camaradas de equipo. Se formó en las divisiones menores de Cobresal, equipo que lo exportó a Universidad de Chile, donde conquistó cuatro títulos nacionales (1994, 1995, 1999 y 2000). En el Mundial de Francia 98 encabezó una defensa estable y coordinada oficiando de último hombre, teniendo como stoppers a Javier Margas y Pedro Reyes, con quienes mejor se entendió en el ámbito futbolístico. También intervino en las Eliminatorias al Mundial de Corea-Japón 2002.

pedrp_reyes

PEDRO REYES (54 partidos, entre 1994 y 2001)El Pedrote. Sin ser descollante con el balón, era de los que cumplía en forma aplicada su función de zaguero. Sus buenas campañas en Colo Colo –donde ganó los títulos de 1993, 1996, Clausura 1997 y 1998- lo llevaron a la Selección Nacional, en la que fue uno de los referentes en la clasificación al Mundial de Francia. Tras ello, tuvo ofertas del fútbol alemán, pero finalmente fichó en el Auxerre de Francia. A mediados de 2004 tuvo un paso en Olimpia de Paraguay. Además de la mencionada cita mundialista, alineó por Chile en las Eliminatorias para Corea-Japón 2002, más las Copa América 1999 y 2001. También fue uno de los tres refuerzos extra Sub 23 –junto a Nelson Tapia e Iván Zamorano- que integró el equipo olímpico que ganó medalla de bronce en los Juegos de Sydney 2000.

gary_medelGARY MEDEL (71 partidos, desde 2007) El Pitbull. Amén de su técnica, es uno de los favoritos de la hinchada por su entrega en el campo de juego. Eso, además, le permite suplir su estatura ante rivales de mayor envergadura, a los que le ha ganado en el salto. Inicialmente volante de contención, con Marcelo Bielsa comenzó sus aventuras en la zaga de la Roja. Si bien formaba como stopper por la derecha, además de sus obligaciones del puesto incursionaba por la banda –su carta de presentación fue su corrida, incluida pared con Carlos Carmona, para llegar al fondo y enviar el centro para el gol de Fabián Orellana en la victoria sobre Argentina, en octubre de 2008-. Con Jorge Sampaoli, en el pasado Mundial de Brasil, se reveló como un aplicado líbero reafirmando su condición de referente del seleccionado. Terminó por transformarse en uno de los favoritos de la Marea Roja al jugar, con la fiereza que se le conoce, con el muslo izquierdo desgarrado en los Octavos de Final del Mundial ante Brasil.

MENCIONES HONROSAS: Enrique Cárdenas y Francisco Gatica, integrantes de la zaga del seleccionado en la década de los 10. Ernesto Chaparro, integrante del plantel en los Juegos Olímpicos de 1928 y en el Mundial de 1930. Florencio Barrera, el Huaso, héroe en el Sudamericano de 1945 –junto a Sergio Livingstone- en el empate con Argentina y el triunfo sobre Uruguay. Santiago Salfate, campeón en Colo Colo y Green Cross. Mario Torres, titular en el Sudamericano de 1957 y en las Eliminatorias para el Mundial Suecia 58. Raúl Angulo, protagonista en la Copa Dittborn 1968 y en el Minimundial de Brasil 72. Juan Rodríguez y Leonel Herrera, fieros marcadores, destacados marcadores en sus clubes –U. de Chile y Colo Colo, respectivamente-  tuvieron la mala suerte de ser contemporáneos de Elías Figueroa y Alberto Quintano. Leonel Contreras, integrante del equipo olímpico en los Juegos Olímpicos de 1984. Ricardo Toro, subcampeón de América en 1987 y que despertó el interés de Boca Juniors. Y Waldo Ponce, un correcto líbero que vio truncado su período en la Roja por una severa lesión.

¿Estás de acuerdo con esta lista de los Mejores Centrales?

En nuestra próxima entrega presentaremos a los Diez Mejores Centrales Izquierdo.

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X