Inicio » Sexualidad » Equipo

¿Cómo se comporta el deseo sexual ante un determinado color?

Cada color puede derivar en un comportamiento diferente a la hora del encuentro íntimo.

Los colores provocan una serie de emociones, que influyen en el ánimo de las personas y su actitud de cara a ciertos escenarios. Y está comprobado que en la sexualidad pasa algo similar, pero directamente relacionado con el deseo sexual.

Comportamiento de los colores en el deseo sexual

En el campo del archiconocido rojo, también entra el morado como símbolo de fantasía y erotismo | Imagen: Referencial

Esos efectos bioquímicos que causan el internalizar un color en definidos espacios, puede actuar como inhibidor o deshinibidor a la hora de un encuentro íntimo.

Ciertamente conocemos al rojo como el tono de la pasión, y de la entrega sin frenos, que contrasta con el rosa y su significado de amor tierno o dulce, pero el morado también -junto al negro- entra en esta categoría de la fantasía y el erotismo.

De acuerdo con el portal ‘Kienyke’, el morado ciertamente “ayuda a aumentar el deseo sexual”, aunque se considere “el color de la superstición, ambigüedad, vanidad y moda”.

Aseguran que es un tono de “emociones confusas” y “quienes gustan de este color se consideran sofisticados y presuntuosos”.

Por su parte, el rojo es ampliamente conocido como el color que acrecienta el erotismo, la fuerza y resistencia. Algo que enfrenta totalmente a quienes eligen el blanco, pues están encasillados en lo puritano, la timidez y la inocencia.

“Se les dificulta gozar de la sexualidad y a la hora de tener relaciones se controlan demasiado y no les gusta que los vean desnudos”, dice el portal.

Ahora, entre el amarillo, naranja y azul hay un cierto vinculo que converge hacia un mismo punto. En el primer caso, quien predomina con el amarillo “consiente los deseos de su pareja sin importar muchas veces sus propios deseos”.

El amarillo es un estimulante natural de las emociones, cosa que se relaciona con los que prefieren el color naranja, para quien “el sexo es un espectáculo donde ellos son protagonistas”.

“Este color aumenta la capacidad de concentración y se centra en fantasías sexuales”, dicen.

Y finalmente, el azul está caracterizado “por nivelar la ansiedad y controlar ataques de atracción sexual obsesiva”. De hecho, los “usuarios” de este color son considerados “personas maravillosas en el sexo”, afectuosas y sensibles con su pareja.

Más sobre Sexualidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X