Inicio » Sexualidad » Equipo

¿En qué consiste el trastorno depresivo que ocurre luego del sexo?

Hombres y mujeres podrían padecerlo por igual.

Cuando estamos junto a nuestra pareja en la intimidad, normalmente sentimos cierta euforia y plenitud. Sin embargo, existen casos en los que ocurre totalmente lo contrario, con una especie de sensación de vacío y depresión.

Disforia postcoital: Así se denomina al trastorno depresivo

Estudio reveló que 10% de las personas podría padecerlo al menos una vez en la vida | Imagen: Referencial

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Queensland, en Australia, y publicado en el Journal of Sex & Marital Therapy (Diario del Sexo y Terapia de Pareja) reveló en días recientes que sí, tanto hombres, como mujeres, pueden padecer de este trastorno, denominado disforia postcoital.

“Después del sexo, todos queremos sentirnos felices y plenos. Pero algunas personas sienten lo contrario, están agitadas, discuten, están ansiosas, deprimidas o simplemente molestas después del sexo”, comenta sobre la disforia el psicólogo y sexólogo, Eugene Viljoen, citado por el medio.

“Esto no tiene nada que ver con el sentimiento subjetivo sobre la calidad del sexo. Las emociones se vuelven salvajes de manera negativa y la persona se preguntaría por qué se sienten tan mal (angustiadas) después del sexo, sin poder describir un solo factor contribuyente”, explicó.

Después de encuestar a un grupo de personas -ambos sexos- de países como Australia, Reino Unido, Estados Unidos, Rusia, Nueva Zelanda y Alemania, el estudio reveló entonces que esto le puede suceder “al menos a 10% de las personas una vez en la vida, y a algunas con más frecuencia e intensidad que a otras”.

También se descubrió que el 41% de los encuestados experimentó la disforia postcoital “sólo cuatro semanas antes de realizar la encuesta”. De hecho, el 4% de ellos aseguró que lo padecían de forma regular.

Dentro de sus explicaciones, las personas que participaron definieron sentirse “sin emociones y vacíos”. En ese momento “no quiero que me toquen, solo quiero que me dejen solo. Me siento insatisfecho, molesto y muy inquieto”, comentaron.

De acuerdo con Viljoen, la verdadera causa del trastorno “no se conoce del todo”, pero “parece que los neurotransmisores responsables de nuestra reacción después del sexo no funcionan de la manera esperada”.

Eso sí, afirmó que el hecho de que te sientas así después del sexo, “a menos que puedas aportar las razones a factores específicos de lo que te entristece en este momento, no tiene un vínculo directo con tu amante”.

Más sobre Sexualidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X