Inicio » Sexualidad » Equipo

¿Qué pasa cuando las mujeres maduras ya no se sienten deseadas por sus parejas?

Especialista sorprende con lo importante que resulta para ellas ser objeto de deseo.

Lo más terrible que le puede pasar en una relación es que se convierta en rutina. Pasar del trabajo a la casa, de la casa al trabajo, ver todo el tiempo televisión, todo bajo la sombra de un ciclo interminable que irremediablemente terminará con la separación.

Las mujeres prefieren sentirse deseadas

Aseguran que no se debe atacar al hombre tampoco | Imagen: Referencial

Ahora, ¿qué pasa cuando trascurren más años?, ¿es verdad que el deseo sexual disminuye? Para el doctor y experto en sexología Stephen Synder, entrevistado por el diario británico Daily Mail, esto no ocurre “ni remotamente”. De hecho, asegura que “la excitación es un estado mental” y “cuando sabes cómo funciona, todo es mucho más fácil”.

Por ello, uno de los casos que presenta como más recurrentes en esa ‘ruptura sexual’ de la mediana edad, es cuando la mujer ya no se siente deseada. “Hay un caso bastante paradigmático en la mediana edad, y que suele acudir a mi consulta con asiduidad: la clásica mujer que ya no se siente deseada por su marido”, dice.

“En muchas ocasiones, cuando el hombre piensa que la mujer ya es suya completamente, que le pertenece, entonces se olvida de que debe seguir conquistándola cada día. Muchas féminas vienen asegurando que antes que sentir un orgasmo prefieren sentirse sexys y deseadas”, confirma el especialista para el medio europeo.

Sin embargo, Synder aclara que dar por hecho la ‘hipersexualidad’ del hombre también incide, y pasa a definir muchos de los escenarios en que la mujer no se siente deseada. Y al criticarlos por ello, el hombre podrá sentirse herido hasta cerrarse, sentimental y sexualmente.

“A veces, cuando la mujer no se siente deseada, aconsejan que ‘se haga de rogar’ ante el varón, que juegue con él, pero yo no estoy de acuerdo” explica el experto. “Eso puede hacer que los hombres acaben sintiéndose heridos. Muchos viven aterrados porque puedan decepcionar sexualmente a su mujer, hay que aprender que las pequeñas frustraciones del día a día no son una catástrofe”, ratificó.

Para Synder, finalmente, una de las principales recomendaciones que entrega para salir del letargo es simplemente buscar la manera de “sentarse y hablar”.

“A veces sentarte y hablar del camino que habéis recorrido, de cómo estáis envejeciendo juntos, puede ayudaros a poner las cosas en perspectiva”, señaló.

Más sobre Sexualidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X