Inicio » Sexualidad » Equipo

“Sexo para ser feliz”: El libro con 4 claves que te ayudarán en tu vida en pareja

¿Cómo enfrentar estereotipos o temores?

 

4 claves para despedir el sexo aburrido

Especialista afirma que la pareja debe resolver primero sus diferencias y luego centrarse en la intimidad | Imagen: Shutterstock

Las relaciones sexuales van siempre de la mano con estereotipos que muchas veces nos frenan o atormentan. En especial, porque en su mayoría son ficticios.

Es por esto que la periodista y escritora española Silvia C. Carpallo, en su libro “Sexo para ser feliz”, revela 69 ideas, herramientas y experiencias que bien podrían salvar de la rutina tus encuentros sexuales.

Según la entrevista que le realizó ABC de España a la escritora, acá te dejamos las 4 claves principales.

1.- Relación positiva

Para la también sexóloga, la sociedad está convencida del mito relacionado con las relaciones llenas de magia o naturalidad. Sin embargo, para ella, la realidad es que “somos muy vagos” en nuestra sexualidad.

“Nos falta trabajo en nuestra sexualidad y, en ocasiones, también en las relaciones de pareja. Y lo relaciono porque está muy unido; si no os encontráis bien el uno con el otro, es difícil que fluya nada en la cama, o al menos no de una forma sana”, expresa la especialista.

De esto entonces, propone que antes de iniciar la rutina íntima deben centrarse en lo que pasa fuera de ella. “No se puede trabajar la sexualidad si no arreglamos primero lo que le falla a la pareja: reparto de tareas, escasez de tiempo juntos, falta de comunicación”, dice.

Asimismo, expone que se debe tener claro que aquella persona elegida para entrar en la cama tiene que ser quien “nos apoya y entiende”, y no “con alguien que parece que nos usa, o que no nos hace sentir bien”.

“Si somos capaces de entender eso, ponerse a redescubrir la piel del otro, olvidarnos de la obsesión de que el sexo es coito, y redescubrir zonas erógenas, juegos, juguetes, dinámicas y todo lo que ofrece la sexualidad, será la parte más divertida”, detalló.

2.- Lo importante es el final

Un mito que rompe la escritora es que la falta de deseo sea la principal causa de una mala relación sexual. Carpallo afirma que el deseo en sí es un mecanismo complejo que “evoluciona, cambia y que además puede reactivarse”.

“¿Cuántas veces has empezado sin muchas ganas pero después has acabado disfrutando un montón? Lo bueno es que tanto la forma de empezar como la forma de terminar se pueden trabajar y hay todo un mundo de cosas por descubrir”.

De todo esto destaca que lo bueno siempre va a ser que nuestro cuerpo, reacciones, placer y apetencias “sigan sorprendiendo a cualquier edad”.

3.- Deseo: “Reactívate”

En su libro, Carpallo ratifica que existen miles de formas para que esa sensación de atracción se reanime, y van desde “inspirarte en películas como ‘Titanic’ emulando el momento en el que Leonardo DiCaprio dibuja desnuda a Kate Winslet, hasta probar tu creatividad grabando tu propia película erótica”.

Sin embargo, aclaró que “no existen recetas mágicas”.

“El error de muchas parejas es intentar vivir su sexualidad en torno a lo que les dicen otras personas, ya sea su familia, sus amigos, las películas románticas, el porno o incluso los medios de comunicación”, argumenta la escritora.

Y completa que al final, “todo eso son clichés y cada pareja debe romper las partituras para escribir su propia melodía”.

“La explicación está en que no hay una persona igual a otra y por eso no hay algo que guste a todos o que sea la solución para todos”.

4.- Sencillo. Deja de preocuparte

Es “sencillo”, pero la sociedad dentro de sus estereotipos también afecta la capacidad de interacción entre las personas y su forma de vivir el sexo. De hecho, gran parte de estos problemas de sexualidad están dirigidos a ello.

“Ya no nos vamos a la cama a pasar solo un buen rato. Nos metemos entre las sábanas esperando cumplir expectativas. Todo gira en torno a cifras que poco tienen que ver con las emociones”, explica Carpallo.

Según ella, “el sexo no se trata de medir tiempos, tamaños, penetraciones, frecuencias o número de orgasmos. Se trata de saber si ese encuentro te ha hecho sentir maravillas, si te ha enternecido, si te ha excitado como nunca o si te ha liberado de todo lo que te acongojaba ese día”.

“Nadie habla de eso”, dice mientras cuestiona que “quizás es la conversación que nos falte”.

En todo caso, señala que la presión “es la peor enemiga del deseo” y por eso cuando se investiga, “descubres que muchas parejas dejan de disfrutar del sexo por un exceso de presión”, a veces autoimpuesto, buscando ser el mejor amante; porque se quiere conseguir un orgasmo sin ser necesario o por estar influido externamente, para complacer a la pareja sin pensar en el deseo propio.

“Cuando hacemos esto el sexo deja de ser felicidad y pasa a ser una rutina, luego una obligación y por último se convierte en algo que no apetece nada”, zanjó.

Más sobre Sexualidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X