Inicio » Tarot y Sueños » Equipo

El arte de escuchar, el puente de comunicación del Tarot

El Tarot se convierte en un puente de comunicación entre el consultante y el consultado, nos conduce a una espacio de intimidad que poca veces se da cuando sostenemos conversaciones.

Aunque por lo general la mayoría de las personas relacionan el Tarot con la adivinación, no me canso de resaltar la belleza de este oráculo como herramienta de autoconocimiento. Sus bellas imágenes llenas de símbolos arquetípicos nos conectan con espacios de nuestra alma, que por el apuro de la vida cotidiana solemos olvidar.

La mayor parte de las veces que una persona llega a mi consulta, no busca admirar un despliegue de habilidades psíquicas, muchas veces ni siquiera busca un consejo. La mayor parte de las veces, los clientes sólo buscan ser escuchados y ese es una de las grandes cualidades que un buen tarotista necesita desarrollar, el arte de escuchar.

Arte escuchar

Foto: Agencias

En este sentido, el Tarot se convierte en un puente de comunicación entre el consultante y el consultado, nos conduce a una espacio de intimidad que poca veces se da cuando sostenemos  conversaciones incluso con las personas que más amamos.

Escuchar es un verdadero arte, nada fácil por cierto, pues para escuchar al otro debo ser capaz de silenciar mi ruido  interno. Usualmente cuando el otro habla, saco mi atención sobre él y la vuelco sobre mí mismo, evocando, recordando, juzgando. Así abandono al otro y me centro en mi propia experiencia sobre el tema planteado.

De esta forma, si alguien me cuenta sobre un viaje rápidamente comienzo a hablarle de mis propios viajes, si me cuenta un problema intento resolvérselo, si considero que está actuando errado trato de corregirlo o le digo cómo actuaría yo en su caso. Aunque todos estos actos estén llenos de buenas intenciones, en todos ellos dejé de escuchar activamente a quien buscaba ser acogido.

Lo mismo sucede cuando se despliegan las cartas sobre una mesa, el consultante busca ser atendido, busca ser escuchado, necesita aunque sea durante un breve momento, que alguien le brinde toda su atención y le haga sentir que no hay nada más importante en el mundo.

Por eso, aconsejo siempre a mis alumnos que más que tratar de ser certeros en sus lecturas, aprendan el desafiante arte de escuchar.

Comparto con ustedes un poema de autor desconocido que nos ayuda a entender la importancia de escuchar:

Cuando te pido que me escuches y tú empiezas a darme consejos,

no has hecho lo que te he pedido.

Cuando te pido que me escuches, y tú empiezas a decirme por qué no tendría que sentirme así,

no respetas mis sentimientos.

Cuando te pido que me escuches, y tú sientes el deber de hacer algo para resolver mi problema,

no respondes a mis necesidades.

¡Escúchame! Todo lo que te pido es que me escuches,

no que hables ni que hagas. Sólo que me escuches.

Aconsejar es fácil. Pero yo no soy un incapaz.

Quizá esté desanimado o en dificultad, pero yo no soy un inútil.

Cuando tú haces por mí lo que yo mismo podría hacer y no necesito,

no haces más que contribuir a mi inseguridad.

Pero cuando aceptas, simplemente,

que lo que siento me pertenece, aunque sea irracional,

entonces no tengo que intentar hacértelo entender,

sino empezar a descubrir lo que hay dentro de mí.

Más sobre Tarot y Sueños

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X