Inicio » Tarot y Sueños » Equipo

El Ermitaño, aquel que aprendió de sí mismo

En este arcano, vemos al hombre sabio, prudente, es aquel que ha aprendido de su propia existencia, él es un hombre que encarna la responsabilidad, la austeridad.

El Ermitaño nos muestra a un hombre solitario tal vez de edad madura o puede que sea un sabio viejo. Es otro viajero al igual que el loco que sale al encuentro de la vida. El  ermitaño, sin embargo,  lo hace hacia la vida interior, trabaja con el mundo invisible, le importa reconocer sus otros cuerpos es el viaje hacia el palacio interno donde encontrara el más grande tesoro, la iluminación de sí mismo, puede que sea célibe  e  introvertido.

En este arcano, vemos al hombre sabio, prudente, es aquel que ha aprendido de su propia existencia, él es un hombre que encarna la responsabilidad, la austeridad, en otras palabras la experiencia del viaje del reconocimiento interno llamado sí mismo que va mas allá del viaje del mundo de  las formas que se representa en la vida.

El Ermitaño

Foto: El Mercurio

El Ermitaño.

En una de su manos lleva una linterna que usa para su propia iluminación. Es la luz de la inteligencia del espíritu, la de la verdad,  que es la luz que nos  acompaña cuando debemos aprender a guiarnos hacia nuestra propia conciencia. La linterna nos habla de la búsqueda de la verdad intrínseca del ser humano que se halla en el interior de sí mismo. Es, a la larga, la lámpara de la iluminación.

Su larga capa nos muestra el aislamiento que tenemos que vivir cuando queremos recorrer el viaje hacia el interior de nosotros mismos. El color de su capa  es café, no es llamativo, lo que nos muestra que su apariencia es sencilla. No desea llamar la atención, pasa desapercibido frente a la superficialidad humana.

Maldad oculta

El cuervo es la maldad oculta a la que el ermitaño no teme.  Su bastón representa la prudencia en el sendero, en aprender a apoyarnos en la tierra, es un hombre solitario en el camino de su propia autoconciencia.

Esta carta nos habla de  la persona que es un sabio consejero, el solitario, el que ha aprendido de sí mismo a través de su propio autoconocimiento, pero no de los placeres materiales.

Es un pensador  por naturaleza. Es el que con una palabra amigable sabe comprender el dolor de sus semejantes, sabe que su mayor poder reside en su silencio, por lo tanto, jamás será esclavo de sus palabras o conductas, sino sabrá que todo el poder reside en el silencio. Al ser un observador de sí mismo, tiene una maestría interior para comprender a los demás, desde la calma de su espíritu.

Más sobre Tarot y Sueños

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X