Inicio » Tarot y Sueños » Equipo

La Máscara de las personas, ¿qué escondemos todos?

Cuando confundimos la máscara con nuestro ser verdadero, confundimos las apariencias con la esencia, ahí se presentan los problemas.

Los griegos de la antigüedad amaban el teatro y montaban hermosas representaciones  en sus espectaculares anfiteatros. Los actores eran de sexo masculino y  usaban  máscaras  para representar  los distintos personajes. Estas  máscaras se llamaban en griego “per sonna” que significa “sonar a través”, pues a través de ellas  el actor interpretaba su rol. Muchos siglos después el siquiatra Carl Jung,  acuñó el término persona para indicar  la máscara social que llevamos puesta en el gran teatro de la vida.

La máscara es un vehículo que nos permite expresarnos en la vida, no es nuestra verdadera naturaleza. Adquirimos  un título, vivimos ciertos roles, nos movemos en cierto círculo social, somos socios de algún club. El asumir una persona es inevitable y normal, el problema es cuando confundimos el rol que desempeñamos con nuestro ser verdadero, confundimos las apariencias  con  la esencia.

La Máscara

Foto: El Mercurio

El conflicto de la Máscara está entre el ser o el parecer.

Presidente, ministro, diputado, empleado, terapeuta, profesor, madre, esposo son roles no individuos.

Básicamente, el conflicto de la Máscara está entre el ser o el parecer.

Máscara para esconder

Usamos una máscara para esconder, defender y proteger nuestra intimidad ya sea de manera consciente o inconsciente. Esta tiene la tarea de defendernos como un escudo protector en la vida social. La máscara es una imagen con la cual nos  presentamos ante un grupo o ante la  sociedad en general.

El lado negativo de la máscara es la falsedad y la superficialidad. Hay confusión en lo que uno realmente es y en lo que se quiere aparentar, existe una distorsión entre la realidad interna y la externa.

Sin embargo, la máscara tiene su lado positivo y es que es un paliativo para ciertos roces que suelen surgir en la vida social. A través de ella es posible establecer nexos y es un importante factor de adaptación social. Ayuda a vivir de manera grata, creando ambientes de respeto y buena convivencia.

Un exceso de máscara nos lleva a terminar confundiendo el ser con el rol, sobre identificándonos con lo que hacemos y desconociendo lo que somos. Por el contrario,  un déficit de  máscara nos lleva a desadaptarnos socialmente, los niños pequeños, los borrachos, drogados, esquizofrénicos, sicóticos   no usan máscaras.

En los sueños, muchas veces la relación que tenemos con nuestra  máscara suele aparecer representada mediante historias relacionadas con el uso o desuso de vestidos y ropajes.

Más sobre Tarot y Sueños

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X