Inicio » Temas Legales » Equipo

Director de Fundación o Asociación ¿Cuáles son sus responsabilidades?

Es importante conocer las responsabilidades y obligaciones que conlleva involucrarse en la administración de una Fundación o Asociación, como miembro del Directorio.

En guías anteriores, hemos visto como cambió la forma y el procedimiento para constituir una Fundación o Asociación, y que la concesión de la misma-por parte de la Municipalidad respectiva- inscrita en el Registro Civil, otorga a la persona jurídica una vida independiente del fundador o los miembros que la crearon.

Con todo, es importante conocer las responsabilidades y obligaciones que conlleva involucrarse en la administración de una Fundación o Asociación, como miembro del Directorio. Aún cuando no implica un trabajo diario, y su cargo se desempeña de modo gratuito (con excepción de aquellos servicios distintos a su cargo director), un director asume responsabilidades que deben tomarse en consideración.

En general, la responsabilidad de los administradores por sus actos debe sujetarse a lo señalado en los estatutos. A falta de regulación en los estatutos, el régimen aplicable en este caso es aquel establecido de manera general en nuestro ordenamiento jurídico. En este sentido, mientras no excedan los límites del las facultades que se les ha confiado, son actos ejecutados por la administración son actos de la Fundación, pero en cuanto excedan de estos límites, sólo obligan personalmente al representante.

Director fundación

Foto: Internet

Deberes de los Directores

Las obligaciones de los directores no van a ser distintas, en general, a las que se establecen respecto de las sociedades (personas con fines de lucro). Siendo así, se destacan de manera general los siguientes deberes:

-            Deber de diligencia o cuidado: consiste en que los directores deben emplear en el ejercicio de sus funciones el cuidado y diligencia media, es decir, los que emplearía cualquier persona en su misma situación.

-            Deber de información: consiste en que los directores deben por un lado informarse sobre el estado y marcha de las actuaciones de la Fundación y Corporación, y por otro deben de comunicar ese estado al resto de los directores. Por lo anterior, , el Ministerio de Justicia podrá requerir a los representantes de la Fundación las actas de las asambleas y de las sesiones de directorio, las cuentas y memorias aprobadas, libros de contabilidad, de inventarios y de remuneraciones, así como cualquier otra información respecto del desarrollo de sus actividades para su examen.

-            Deber de reserva: consiste en que los directores están obligados a guardar reserva respecto de los negocios de la sociedad y de la información social a que tengan acceso y que no haya sido divulgada oficialmente por la Fundación o Asociación.

Asimismo, la infracción de los deberes podrá originar la obligación de indemnizar los perjuicios  a favor de la víctima o víctimas de dichos daños.

En este sentido, vale tener presente que, en el ejercicio de sus funciones, los directores responderán solidariamente por los perjuicios que causaren a la Fundación. Esto quiere decir que el afectado se podrá dirigir por el total contra cualquier miembro del directorio (en forma individual), teniendo después, el director que pagó, una acción de reembolso –por lo que corresponda- en contra del resto de los directores. Sin embargo, como medida de resguardo, el director que quiera proteger su responsabilidad por algún acto o acuerdo del directorio, deberá hacer constar su oposición, debiendo darse cuenta de ello en la próxima sesión de directorio.

Más sobre Temas Legales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X