Inicio » Tenis » Equipo

El nuevo despertar de Serena Williams

Las lesiones abrían dudas sobre el futuro en la carrera de Serena Williams, pero en Stanford ganó su primer título en más de un año para demostrar que con 29 años aún puede seguir aumentando su palmarés.

Luego de 13 meses en la penumbra, Serena Williams saltó una vez más al centro de atención en el circuito WTA luego de ganar su primer certamen desde julio del año pasado, tras vencer a Marion Bartoli en la final de Stanford.

Para la estadounidense fue su 38° título en su carrera, pero muy relevante por los últimos meses del terror que ha vivido y que hicieron cuestionar que pudiera volver a estar arriba, peleando con las mejores, aún cuando con 29 años, y estando en el tenis femenino, no se la puede dar por muerta.

Serena Williams

Foto: Reuters

Serena Williams volvió a sonreír en Stanford.

A esta altura del año pasado Serena Williams era la mejor tenista del planeta, venía de ganar Wimbledon, por lo que estaba en una gran etapa de su carrera que ya había sido interrumpida en otras ocasiones por problemas físicos, pero una vez más demostraba que estando en plenitud de condiciones prácticamente no tenía rivales.

Pero el 7 de julio Serena Williams sufrió un desgraciado accidente donde pisó un vidrio en un restaurant de Munich, por lo cual tuvo compromiso de los tendones y debió operarse, quedando fuera el resto de la temporada.

En el inicio de 2011 se especuló ante la lentitud de su recuperación por lo expectante que estaba el medio para su regreso, hasta que en marzo confesó que había sufrido un embolismo pulmonar que la tuvo a muy maltraer, y así las desgracias seguían acumulándose.

Finalmente, Serena Williams al fin pudo volver en junio, Eastbourne, donde perdió en segunda ronda y luego Wimbledon, donde era la campeona defensora, llegó hasta octavos de final, en un resultado decoroso considerando su situación. Resultó simbólico que tras ganar en primera ronda del torneo en Londres, la americana estalló en lágrimas en un momento emotivo, reflejando la lucha que había tenido que dar para regresar.

Ahora todo parece sonreír para la menor de las hermanas Williams. Con su título en Stanford regresará al Top 100 pero el ranking crecerá por sí solo en la medida en que consiga volver a imponer su jerarquía y experiencia ante las mejores del mundo, lo cual parece probable.

Es que Serena Williams es consideraba por muchos entre las cinco mejores tenistas del planeta, teniendo 27 títulos de Grand Slam en total y 13 en singles, habiendo completado el Grand Slam de carrera tanto en individuales como dobles, y cuenta dos medallas de oro Olímpicas en 2000 y 2008. Así ha estado 123 semanas en total como No. 1 del mundo, lo cual espera que siga aumentando.

¿Es una seria amenaza aún? Absolutamente, sobre todo considerando otros ejemplos de las mejores tenistas del mundo que han ganado torneos ‘majors’ luego de los 30 años como Martina Navratilova, Steffi Graff, Chris Evert o Billie-Jean King.

Ahora viene un momento clave porque donde más ha sido dominante en su carrera es en cemento, y luego de volver a coronarse en suelo estadounidense desde 2009, vienen dos pruebas de fuego como Toronto y Cincinnati, donde Serena Williams tendrá su preparación de cara al US Open, que ha ganado tres veces y espera repetir la gloria para seguir aumentando su palmarés, que ya la tiene como leyenda.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X