Inicio » Tenis » Equipo

Las figuras odiadas del tenis

Un deporte de elite como el tenis, apegado a las buenas costumbres de su tradición, se ha visto golpeado por algunos tenistas que a lo largo de su historia se han ganado la antipatía general ya sea por su actitud dentro como fuera de la cancha.

Un deporte de caballeros, el deporte blanco, es el principal rótulo que caracteriza al tenis, con algunas costumbres de respeto como saludarse después del partido, darle la mano al juez de línea, y donde la gente también debe tener un comportamiento ejemplar.

Pero como en toda regla siempre hay excepciones, y dentro de la cancha ha habido jugadores que se han ganado la antipatía al ir contra esta reglas no escritas del tenis. Si bien es cierto hay una gran cantidad de tenistas que pueden generar cierto odio, hay algunos que han traspasado los límites y son recordados por sus actitudes, y aquí presentamos a los tres que han dejado huella.

Tenistas odiados

Foto: AP

John McEnroe: La demostración histórica de talento y mal genio. El americano fue No. 1 del mundo, campeón de Grand Slams y está fácil entre los 10 mejores de la historia, pero su actitud dentro de la cancha era tan odiosa que igual es recordado por este aspecto junto a sus records.

Basta con ver que el zurdo es el tenista que más multas ha tenido que pagar en su carrera con 90 mil dólares en 14 años como profesional, todas ellas por insultar a árbitros y jueces de silla.

Pero lo que más lo caracterizaba era crear problemas y reclamos en momentos claves de los partidos, con la gran particularidad de que armaba espectáculos y por si fuera poco luego volvía a jugar como si nada, totalmente concentrado y sacando provecho de sus rivales desconcertados. Sus tácticas le valieron el repudio constante pero no lograron opacar su tremenda carrera y de hecho hoy en día es un respetado comentarista de televisión.

Marcelo Ríos: Con sus logros tenísticos le bastó para dejar una memoria imborrable para Latinoamérica, pero el contraste entre la genialidad de su zurda y su antipatía con el resto de la gente fue también el centro de atención. El ex No. 1 del mundo se ganó cinco veces el ‘premio limón’, que la prensa de Roland Garros entrega al jugador de menos deferencia con la prensa, lo cual es suficiente para entender lo mucho que detestaba tener que hablar públicamente, pero a diferencia de muchos otros que lo hacen de todas formas de manera cortés, el chileno no tenía problemas en demostrar su desagrado.

Su ejemplo más notable fue cuando en Argentina, por Copa Davis, respondió con ironía sobre su comparación con el legendario Guillermo Vilas: “Lo único que sé es que él fue No. 2 y yo soy No. 1”…

En la cancha el nacional nunca escondió su carácter al insultar a árbitros y de hecho en Los Ángeles 1997 llegó a ser descalificado por esta razón, y en muchas otras ocasiones se llevó multas. Pero en Chile, donde es un ídolo, también se ganó un gran rechazo cuando se negó a llevar la bandera del país en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 por un lío de unas entradas.

Tenistas odiados

Foto: AP

Daniel Koellerer: Su ejemplo es aún más importante, ya que su fama se debe casi exclusivamente a su comportamiento anti-deportivo, teniendo nulos logros como jugador. De hecho el austríaco fue sancionado de por vida por corrupción en un escándalo que no tuvo la relevancia que podría generar porque la totalidad de sus propios pares simplemente no lo soportaban.

Es que Koellerer siempre fue más allá. En un Challenger en Polonia en 2010 simuló que el uruguayo Pablo Cuevas le pegó un pelotazo, siendo esta una sus actuaciones más extremas, sumadas a la miles de burlas, desconcentraciones y ofensas contra rivales, jueces y público.

De hecho algunas de las imágenes que más se recuerdan son las de sus rivales reaccionando contra él, como Óscar Hernández en un Challenger en Santiago 2005 cuando terminado el partido se burló y le comenzó a gritar al austríaco lo malo que era luego de que éste lo molestara durante el duelo; o cuando en 2007 su compatriota Stefan Koubek lo agarró del cuello y lo amenazó dejando congelado a Koellerer.

Otros tenistas que han tenido muchos episodios sobran como Lleyton Hewitt, Andy Roddick, Andy Murray, Jeff Tarango o Rafael Nadal, pero sin duda que estos tres han marcado hitos.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X