Inicio » Tenis » Equipo

US Open 2011: Stosur dio el golpe en Nueva York

La australiana Samantha Stosur se alzó con el título del US Open, su primero de Grand Slam, tras decepcionar al crédito local Serena Williams.

Si hay algo que destaca a Samantha Stosur es su versatilidad. Es que el domingo en el US Open la australiana de 27 años sumó a sus enormes éxitos en dobles uno gigante en singles, tras ganar su primer Grand Slam luego de vencer a Serena Williams en la final.

En la definición, como no es tan costumbre, primó la inspiración de Stosur por sobre la experiencia de la estadounidense. Todos los pronósticos estaban con la menor de las Williams ya que aparte de tener 13 Grand Slams entre sus vitrinas, venía de una racha de 18 triunfos seguidos y parecía encaminada a dejar la copa en casa.

Samantha Stosur

Foto: EFE

Samantha Stosur derrotó a la legendaria Serena Williams.

Sin embargo la oceánica, que solamente había disputado y perdido la final de Roland Garros el año pasado, jugó un tenis soberbio, aprovechando su comodidad en la red pero con una asombrosa regularidad desde el fondo y nunca le falló el pulso para un rotundo 6-2, 6-3.

De esta manera Stosur coronó una campaña enorme donde derribó a rivales durísimas, como la número dos del mundo Vera Zvonareva en cuartos de final o la experimentada Nadia Petrova en tercera ronda, donde ganó 7-5 en el tercer set, en un duelo que fue clave para el impulso que luego tomó en el campeonato.

Así la australiana ganó apenas su tercer título en singles, siendo los otros dos certámenes menores en Osaka y Charleston, y en total ya tiene tres copas de Grand Slam, donde ya había ganado en Flushing Meadows en 2005 y luego en Roland Garros 2006, ambas junto a Lisa Raymond en dobles.

Pero además la diestra entró en la historia de su país, ya que la última oceánica campeona de un Grand Slam había sido Evonne Goolagong en Wimbledon de 1980, y en el US Open lo había ganado la legendaria Margaret Court tres veces en 1969, ’70 y ’73.

Sorpresas y decepciones

Serena Williams

Foto: EFE

Si bien, Serena Williams cayó en la final, el haber llegado a dicha instancia confirma su alza tras las lesiones que la tuvieron complicada.

Aunque la derrota fue dolorosa para Serena Williams, la segunda peor que ha sufrido en una final de Grand Slam, de todas formas parece confirmar que sus problemas físicos quedaron atrás, por lo que su ascenso debiera seguir siendo a pasos agigantados para arremeter otra vez en el Top 10 y amenazar el reinado de Caroline Wozniacki.

Justamente la danesa se puede considerar dentro de las decepciones, ya que a pesar de llegar por tercer año consecutivo a semifinales, fue aplastada por Williams en la ronda de las cuatro mejores, y de esta manera sigue sin poder confirmar su condición de mejor tenista del planeta con un título de Grand Slam, en el certamen donde tiene sus resultados más destacados de los cuatro más importantes.

Finalmente la gran sorpresa fue la alemana Angelique Kerber, quien contra todos los pronósticos, y pesar de estar 92° del mundo, llegó por primera vez a semifinales de un Grand Slam, derribando en su camino a Agnieszka Radwanska y Flavia Pennetta, entre otras. Así con 23 años espera dar el salto definitivo para consolidarse al menos como una Top 50.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X